enero 21, 2020

SYDNEY. “La estimación de 480 millones se hizo hace un par de semanas, y los incendios ahora han quemado una mayor área del país. Eso significa que más de 800 millones de mamíferos, aves y reptiles han sido afectados por el fuego.

En toda Australia, probablemente haya exterminado mil millones. Creo que no hay nada que comparar con la devastación que está ocurriendo en un área tan grande y tan rápidamente. Es un evento monstruoso en términos de geografía y cantidad de animales individuales afectados”.

La declaración fue hecha por el ecologista de la Universidad de Sydney, Chris Dickman. La cifra es espeluznante porque es difícil de mensurar visualmente. Pero sobre todo por el horror natural que representa. Decenas de especies en peligro de extinción probablemente desaparecerán para siempre producto de los incendios forestales históricos que además se cobraron la vida de 24 personas desde que comenzaron en septiembre último.

El número dado por Dickman recorrió los titulares de todas las cadenas y diarios del mundo. Pero, ¿cómo se puede mensurar esa estadística? El académico explicó que es conocido que “la biodiversidad australiana ha disminuido en las últimas décadas, y probablemente se sabe que Australia tiene la tasa de extinción de mamíferos más alta del mundo. Son eventos como este los que pueden acelerar el proceso de extinción para una variedad de otras especies. Entonces, es un momento muy triste”.

Esas especies en riesgo son varias. Sobre todo aquellas que habitan la Isla Canguro cuya superficie fue arrasada en un tercio. Allí hay animales que son rara vez vistos, incluso, por aquellos científicos que los buscan con dedicación para poder investigarlos. Ese es el caso del dunnart o ratón marsupial. Los estudiosos del especimen suelen pasar su vida universitaria quizás viéndolo a penas una vez en el terreno. Han sido detectados solo 48 veces desde su descubrimiento en 1969, y únicamente se los vio un puñado de veces en la isla desde 1990. Es probable que ahora no puedan observarlo nunca más: el lugar afectado por las llamas en esa isla al sur australiano frente a Adelaida es su hogar. (Con información de Infobae)

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *