junio 2, 2020

Tegucigalpa. La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, informó hoy en conferencia de prensa en Casa Presidencial, luego de celebrarse el Consejo de Ministros, que son 1.925 millones de lempiras de recursos frescos los que están en ejecución para atender la emergencia de la pandemia de covid-19, así como para reactivar los sectores productivos del país.

Asimismo, la funcionaria pormenorizó que lo que se tiene firmado y ya casi para cierre de gestión y en proceso de desembolso son alrededor de 1.047 millones de dólares, de los cuales cerca de 68.6 millones de dólares son reorientación de préstamos que ya estaban y que se están reorientando para atender la emergencia por la pandemia.

Refirió que en el Consejo de Ministros transmitió básicamente tres mensajes, y el primero tiene que ver con la caída de las recaudaciones, que se estima que este año puede andar por un 16 por ciento que representa 18.472 millones de lempiras menos en el Presupuesto General de la República.

Sin embargo, algunos análisis indican que la caída podría andar hasta en un 20 por ciento que representa 22.500 millones de lempiras; no obstante, el Gobierno se está preparando, reorientando, reordenando y reduciendo el Presupuesto General de la República para adaptarlo a la nueva realidad.

“Estamos priorizando las inversiones y el gasto en el Presupuesto General de la República en torno a una agenda específica para el covid-19 y que lidera nuestro presidente el abogado Juan Orlando Hernández”, refirió.

Explicó que esa agenda es una combinación de solidaridad con estabilidad macroeconómica, lo que quiere decir que el Gobierno mantiene una política fiscal de ordenamiento y cuidado de las finanzas públicas y una política monetaria también adecuada para poder atender las necesidades y prioridades orientadas a atender la emergencia sanitaria y limitar la propagación del covid-19, aplicar medidas de liquidez y protección social a la ciudadanía, proteger el empleo, el apoyo a las Mipymes para evitar que cierren por los efectos del coronavirus y se puedan reactivar y apoyar el ingreso de los grupos y familias más vulnerables frente a la crisis, principalmente el sector informal.

Aseveró que hacia esos cuatro objetivos se han estado orientando tanto los ingresos nacionales como el endeudamiento que el Congreso Nacional autorizó a la Secretaría de Finanzas hasta por 2.500 millones de dólares, pero haciendo un uso altamente responsable de ese espacio, pues una cosa es la autorización y otra es la gestión y la obtención de los recursos.

Destacó que afortunadamente el país goza de credibilidad crediticia; la evaluación de riesgo país ha mejorado muchísimo, lo que representa que Honduras puede tener acceso a recursos mejores, baratos, concesionales y esa es la prioridad que existe en este momento.

Tábora apuntó que de los programas que anteriormente se habían anunciado, como Honduras Solidaria y otros de apoyo en materia de salud y a instituciones que conforman el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager), en este momento se están procesando y desembolsando hacia diferentes sectores ronda los 1.925 millones de lempiras.

Enumeró que ahí figura el bono tecnológico para la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) por 200 millones de lempiras y ya se ha iniciado un proceso de desembolso en la medida que se vaya ejecutando, y ya se han asignado los primeros 50 millones de lempiras, mientras que los otros 150 millones restantes ya están listos para seguir avanzando con ese programa.

Asimismo, con el Servicio Nacional de Emprendimiento y Pequeños Negocios (Senprende) existe un programa con productores por 150 millones de lempiras, de los cuales se han desembolsado los primeros 60 millones de lempiras y ya está listo el siguiente desembolso, conforme a las liquidaciones que se presenten, aseveró la funcionaria.

Agregó que con Senprende también hay un subsidio en especie para trabajadores independientes que va a rondar cerca de los 1.000 millones de lempiras, pero el equipo de Sefin ya ha programado los primeros 225 millones de lempiras, aunque se hará más adelante mediante un anuncio especial.

También hay créditos para enfrentar la sequía a través de Senprende, que es la entidad que coordina gestiones de promoción de acceso al crédito con las diferentes instituciones del Gobierno.

Anunció que este martes se aprobó un subsidio y operaciones de apoyo al sector transporte, que suman cerca de 121 millones de lempiras, que es lo autorizado y de los cuales se han desembolsado alrededor de 80 millones de lempiras.

En resumen, son 1.925 millones de lempiras frescos que están en proceso de ejecución para sectores como el del café, transporte y trabajadores independientes, así como el apoyo al programa Honduras Solidaria y otros de atención que se están priorizando hacia los objetivos de contener la propagación del covid-19, atender a los segmentos más vulnerables durante la pandemia, así como el apoyo a las Mipymes.

Refirió que, a través de los portales de transparencia de Sefin y de Casa Presidencial, esos datos ya se podrán ver en esas páginas electrónicas donde se podrá encontrar el listado del plan de financiamiento de los recursos que se ha autorizado a Finanzas a buscar, a través de un manejo responsable, pues no se está buscando un endeudamiento sin pensar en el futuro, sino con una claridad de que hay que apoyar las zonas más afectadas durante la pandemia, no sólo a las personas enfermas, sino respaldar fuertemente la reactivación productiva.

Detalló que lo que se tiene firmado y ya casi para cierre de gestión y en proceso de desembolso alrededor de 1.047 millones de dólares, de los cuales cerca de 68.6 millones de dólares son reorientación de préstamos que ya estaban y que se están reorientando para atender la emergencia por la pandemia.

Precisó que de apoyo presupuestario son 443 millones de dólares. El apoyo presupuestario es un instrumento que se les da a los países con las finanzas ordenadas con una calificación crediticia como la que posee el Gobierno de Honduras y solo para el sector agroalimentario, mediante esos recursos que son altamente concesionales, muchos de ellos a 40 años plazo, igual período de gracia, mezclas combinadas de tasas de interés de 1.25 más 2.3 y tasas de concesionalidad ponderada de 35 por ciento y otras de 43 por ciento.

Van 535 millones de dólares para apoyar los programas de ComRural, los programas de desarrollo integral en zonas rurales, proyectos hídricos en el Corredor Seco y un programa que se conocerá próximamente mediante la vocería del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), para la reactivación económica a través de las Mipymes.

Entretanto, en cuanto a las donaciones, ayer lunes se cerró la negociación con la Unión Europea, con lo que se va a sumar un total de 29.7 millones de dólares en gestión en apoyo a las estrategias de Gobierno para contener el avance del contagio del covid-19 y para la tan necesaria reactivación económica para generar ingreso y empleo en la sociedad.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *