septiembre 20, 2020

Tegucigalpa. El presidente de la Asociación Nacional de Porcicultores de Honduras (Anapoh) Alan Reyes, dijo que “confiamos en Dios que la reapertura económica” aumentará la comercialización de la carne de cerdo, en los mercados del país.

Recientemente, el gobierno- en Consejo de Ministros- aprobó pasar a la fase 1 a propuesta de la Mesa Multisectorial para la Reapertura Económica integrada por la academia, empresarios, iglesias, sociedad civil, organizaciones sindicales y productores, entre otros.

En esta fase se autorizó al comercio y empresas en general para que puedan reanudar sus actividades y negocios, lo que deberán hacerlo de acuerdo al porcentaje laboral, conforme a la región autorizada.

Es decir, en la región número 3, que incluye Tegucigalpa y San Pedro Sula, el porcentaje de fuerza laboral que retornó a sus trabajos es de un 20%; en la región 3, un 40% en la región 2 y en la región 1, un 60%. Para lo anterior deben utilizarse los protocolos de bioseguridad aprobados por la Secretaría de Trabajo.

Granjas

Reyes dijo que “a pesar de la pandemia las granjas siguen produciendo por el tiempo que lleva preparar los animales que son prácticamente seis meses, lo que impide que nos paralicemos”.

No obstante, reconoció que “hemos enfrentado algunos problemas en la parte de comercialización pues no todos los mercados han estado abiertos durante la emergencia del COVID-19”.

“Pero confiamos en Dios que con esta nueva reapertura gradual en la economía se empiecen a abrir los mercados, y supermercados para comercializar la carne y poder llegar al consumidor final”, reiteró el dirigente.

“Lo que podemos garantizar es que hay abastecimiento de carne a nivel nacional, pero probablemente no volvamos a los niveles óptimos de producción en relación con los años anteriores”, expresó Reyes.

Consideró que “aquí hay una realidad pues entre más puestos de venta tengamos disponibles, el producto se comercializará más, aunque el punto óptimo no se alcanzará porque habrá un retroceso en la economía”.

“Pero confiamos en que habrá más movilización de carne de cerdo y por fortuna la tarifa de energía eléctrica se ha mantenido, aunque lo que nos han subido son los costos operativos por los protocolos de bioseguridad que se han tenido que instalar”, señaló.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *