La tensión en el vestuario del Real Madrid continúa siendo máxima en una semana decisiva para el desenlace de la temporada blanca. Las recientes críticas a los árbitros de Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo han desembocado en una oleada de posturas a favor y en contra que han afectado a la estabilidad del grupo.

Primero fue Iker Casillas el que se mostró contrario a la postura de sus dos compañeros. El portero y capitán decidió mantener una línea más mesurada, ajena a las graves críticas de Ramos y Cristiano. Eso provocó distanciamiento en la plantilla.

Ahora se ha sabido que Iker no fue el más opuesto a esta postura. El mediocampista Xabi Alonso se mostró en contra de criticar a Undiano Mallenco tras el ‘Clásico’, según informa el diario As, y su visión de los hechos habría causado aún más tensiones en el grupo.

Alonso consideró que criticar al árbitro iba en contra del equipo, siempre según la versión del mencionado medio, y mostró su visión a sus compañeros, que hicieron caso omiso y decidieron salir ante la prensa y efectuar sus críticas.

Así las cosas, a día de hoy el vestuario respira división interna ante la variedad de opiniones al respecto, y el cisma podría provocar una grave situación de crisis en el tramo final de la temporada.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *