En su mensaje en la homilía dominical, el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez llamó a los feligreses a dirigir sus corazones a Cristo y reflexionar sobre el verdadero sentido de la Semana Santa.

El máximo líder de la iglesia católica al momento de bendecir las palmas en la celebración del Domingo de Ramos, señaló que este acto representa también la bendición de la mente, cuerpo y los corazones de los hondureños.

“Vamos a bendecir nuestras palmas con agua bendita, pero también vamos a bendecir nuestras cabezas, corazones y nuestros cuerpos para que el Dios todo poderoso reine en nuestros corazones y se manifieste en cada uno de nosotros” expresó Rodriguez Maradiaga.

El alto jerarca católico manifestó “Queridos hermanos, que esa palma bendita les recuerde siempre que somos de Dios, no somos del mal, que esta Semana Santa sea llena de bendición, y que si participamos en las procesiones que sea bendición para cada familia”

Recordó la entrada triunfal de Jesucristo a Jerusalén “bendito el que viene en nombre del Señor”, en una plegaria clamó a Dios, “sácanos Señor de este ciclo asfixiante en el que vivimos, sácanos de la injusticia, de la violencia,de la cultura de la muerte, déjanos aclamarte, que entonemos un cantico nuevo”

“Pidamos por nuestra Honduras, pidamos que nuestro país sea de Cristo y no del mal, del pecado, no de la violencia, no de la muerte, sino de la paz, de la justicia y del amor” concluyó el prelado.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *