El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, aclaró hoy que el trabajo del ente estatal que dirige se limita en verificar que a la persona imputada de un delito se le de un tratamiento humano, a que tenga acceso libre a los tribunales y que se le respete la garantía del debido proceso.

Nosotros como Comisionado de los Derechos Humanos, explico Herrera Cáceres, no podemos intervenir en el fondo del proceso cuando ya hay una acción judicial en curso.

Sostuvo que ellos se limitan a verificar que a la persona imputada de un delito se le de un tratamiento humano, que tenga libre acceso a los tribunales y que en materia del debido proceso, todas las libertades y derechos que tiene el defensor le sean respetados.

Según el ombudsman hondureño, quien entienda en forma diferente las funciones del Comisionado de los Derechos Humanos está muy equivocado.

La ley no nos autoriza entrar en competencias que corresponden a otras instituciones del Estado, así que nuestro papel es únicamente dar seguimiento y supervisar que efectivamente se respeten los derechos humanos, declaró.

El artículo 42 de la Ley Orgánica del CONADEH establece que este ente estatal “no es competente para modificar o anular los actos y resoluciones de la Administración, pero podrá sugerir se modifiquen los criterios que lo generaron”.

Añade que “tampoco podrá modificar las sentencias judiciales, pero velará por el libre acceso de las personas ante los órganos jurisdiccionales y para que éstos actúen con la debida diligencia y celeridad procesal.”

Caso Carlos Arnaldo Lobo ha sido verificado paso a paso por el CONADEH

Herrera Cáceres relató que el caso del señor Carlos Arnaldo Lobo lo asumió de oficio desde antes que apareciera el abogado defensor interponiendo la denuncia en el CONADEH.

Desde que fue remitido de San Pedro Sula a Tegucigalpa, en marzo pasado, nosotros localizamos el lugar donde se encontraba el señor Lobo y enviamos representantes para que determinaran la forma en que estaba siendo tratado por las autoridades y que tuviera libre acceso a los tribunales.

Reveló que asignó dos personas para que se pusieran en contacto directo con Arnaldo Lobo y verificaran sus condiciones personales y si él tenía algún reclamo con el tratamiento que estaba recibiendo de parte de las autoridades.

Agregó que desde ese momento estuvieron verificando muy sistemáticamente su salud y sus necesidades, la vinculación con su familia y que su derecho a la defensa estuviese asegurado.

Indicó que el abogado defensor ha tenido la oportunidad de interponer todos los recursos posibles que fueron evacuados uno por uno, con lo que se ve que el debido proceso le ha sido atendido.

Nosotros no podemos intervenir cuando un proceso judicial ya ha sido iniciado pero si verificar la situación en que se encuentra la persona que se le imputa un delito, reiteró.

Abogado defensor goza de protección

El ombudsman hondureño reveló que incluso el abogado defensor les pidió medidas de protección y que gracias a la comprensión de las autoridades él goza de esas medidas de seguridad.

Indicó que el debido proceso se sustancia a través del derecho a presentar todos los recursos durante todo el proceso.

Detalló que el abogado defensor ha tenido la libertad de interponer multiplicidad de recursos, llámese recurso de nulidad, de habeas corpus, de amparo y de apelación.

“Nosotros no podemos influir absolutamente en nada de eso, no podemos estar ni con el abogado, ni con los órganos que están conociendo del asunto, sencillamente nuestro papel es verificar el proceso”, apuntó.

Afirmó que el expediente del caso es revisado todos los días por miembros de su personal con quienes se reúne constantemente para darle seguimiento y acompañamiento al caso.

Aseguró que el CONADEH le ha dedicado tiempo e invertido mucho recurso humano a ese caso y que igual tendría que hacerlo con cualquier hombre o mujer que pueda encontrarse en esas o en otras situaciones que ameritan velar por sus derechos humanos.

Consultado si el caso es un “secuestro judicial”, el defensor de pueblo respondió que él no puede usar calificativos, porque hay un proceso judicial en curso que se debe respetar.

“Para nosotros lo primero es velar por los derechos humanos” dijo en forma enfática el ombudsman hondureño.

El 26 de marzo del año en curso, Carlos Arnaldo Lobo fue detenido en San Pedro Sula por las autoridades y luego puesto a la orden de los tribunales de justicia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *