Tegucigalpa._ El Secretario de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, Rigoberto Chang Castillo, aceptó la renuncia de Leny Flores e Iván Zelaya, del Partido Liberal y Nacional respectivamente, a la alcaldía de San Luis, Comayagua, para poner fin a la disputa por dicha comuna y devolver la tranquilidad a la zona.

Al respecto, el abogado Chang Castillo dijo que al presentar la renuncia al cargo para el cual fueron electos, se dará trámite y se emitirá una resolución fundamentada que posteriormente será remitida al Tribunal Supremo Electoral, quien a su vez deberá emitir una resolución y hacer el llamado a un nuevo proceso electoral en el municipio.

“Alabamos esta actitud porque ha existido la sensatez lo que demuestra que quieren la gobernabilidad y tranquilidad, tanto de su municipio como del país y eso permitirá que tengamos mejores condiciones de desarrollo, en un ambiente de paz, tranquilidad y entendimiento entre todos los sectores”, acotó.

Por consiguiente, manifestó que al presentar la renuncia a la alcaldía el Partido Nacional y el Partido Liberal han actuado con entereza y madurez demostrando que quieren que reine la tranquilidad.

Por su parte, Leny Flores, dijo “Hemos formalizado la renuncia como lo acordamos con la Bancada de mi Partido para buscar un nuevo horizonte para el Municipio, a través de una salida salomónica”.

Acotó que lo más importante es que se dio un paso grande y ahora “vamos a esperar las decisiones que se tomen y que el Tribunal prepare la documentación para convertirnos en candidatos nuevamente”.

Flores hizo un llamado a la comunidad de San Luis para que mantenga la calma porque el paso más importante ya se dio, que es el Pacto de Unidad por la Democracia.

Entre tanto, Ivan Zelaya expresó “hemos llegado a un feliz término donde me veo en la obligación de renunciar y dejar el honroso cargo que el pueblo me había designado en las urnas pero lo hacemos en aras de la paz, la tranquilidad y la soberanía del pueblo hondureño”.

Lo anterior, porque considera que al dejar el cargo se recupera la gobernabilidad y no hay tropiezos para alcanzar el desarrollo en su comunidad.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *