Tegucigalpa.- La Iglesia Católica de Honduras, fustigó hoy en su mensaje de la Homilía Dominical a los funcionarios que se convierten en mal ejemplo para la sociedad porque, “todo lo quieren resolver a golpes, con agresión y uniéndose a la fuerza”.

El padre Carlos Rubio, señaló que el país necesita gente con la que se pueda lograr consensos, para trabajar en favor de la gente más desprotegida.

Destacó que no se debe seguir nombrando funcionarios por militancia política, sino que es importante tomar en cuenta la capacidad y honestidad de las personas.

“cuando a una persona se le confía una responsabilidad de su país, tiene que despojarse de sus ambiciones y ponerse al servicio de los intereses de la nación” señaló Rubio.

El sacerdote agregó que “Dios tiene los ojos puestos en Honduras, pero ojalá que también nosotros tengamos los ojos puestos en el Señor, en el hermano, en el necesitado, para ayudarle y no para abuchearle”

Concluyó su reflexión al señalar que “en Honduras tiene que imponerse el diálogo, el bien común, tiene que privilegiarse unido a los intereses de la mayoría y sobre todo de los pobres y necesitados”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *