San Pedro Sula.- Conductores del Trasporte Público del sector de Chamelecón de la ciudad de San Pedro Sula paralizaron sus unidades este lunes en protesta del cobro del mal llamado impuesto de guerra.

La medida inició a tempranas horas de la mañana, lo que obligó a la mayoría de los vecinos del lugar a caminar un largo tramo para tomar un taxi que los llevara a su centro de trabajo.

Hasta el momento la dirigencia del transporte ni los miembros de la Policía Nacional, se han pronunciado ante esta decisión tomada por los conductores de buses.

El sector transporte es uno de los más afectados por el cobro del impuesto de guerra, que grupos criminales que operan en el país les obligan a pagar a cambio de no quitarles la vida.

Según las autoridades policiales, en lo que va de este año la Fuerza Nacional Antiextorsión ha capturado a 220 extorsionadores, por lo cual las víctimas han evitado pagar más de 10 millones de lempiras por este delito.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *