Debió haber sido un partido jugado sobre algodones. Era el último ensayo de Inglaterra y Honduras antes de viajar al Mundial de Brasil 2014 y había que considerar los numerosos ases que se pierden la Copa por lesiones. No fue así. Hubo un expulsado y ocho tarjetas amarillas, en el 0-0 del sábado en el Sun Life Stadium ante 45,379 espectadores.

Se jugó con rudeza. Daba la impresión de que Honduras no quería cerrar su etapa de preparación con una nueva derrota luego de haber perdido sus dos partidos anteriores en Estados Unidos, contra Turquía e Israel.

Los ingleses cayeron en el juego y empezaron los choques y los roces.

“Lo más interesante fue el ambiente de Mundial que hubo en el partido”, expresó el colombiano Luis Fernando Suárez, entrenador de Honduras. “Hubo mucha tensión, una disposición anímica grande, mucho orden. A Honduras le costó al principio. Luego fue parejo. Me quedo muy contento porque los jugadores vivieron un partido de Mundial. Ya están en el Mundial”.

En efecto, no solo el contacto fue lo que se vio en el Sun Life Stadium.

Fue un encuentro animado, de muchas acciones de peligro. Noel Valladares salvó en varias oportunidades a los hondureños, quienes por su parte perdieron por falta de puntería las situaciones que crearon.

“Valladares es el bastión de Honduras desde hace un montón de años”, afirmó Suárez. “Desde ahí empieza la confianza de todo el equipo. Es bueno tener alguien de ese talante. Es una gran ayuda, por eso es el capitán y líder del grupo”.

Realmente, Valladares fue clave para mantener la valla de Honduras invicta.

Inglaterra organizó su juego con los famosos Steven Gerrard y Wayne Rooney y este último estuvo a punto de abrir el marcador apenas a los 13 minutos de iniciado el partido, pero Valladares rechazó el balón.

Sobre los 23 minutos el partido fue interrrumpido debido a que caían rayos en los alrededores del estadio. Media hora después se reanudó la batalla.

Marvin Chávez y Wilson Palacios crearon buenas ocasiones para los catrachos, mientras Inglaterra trataba de tener el control del medio del campo y desde ahí buscar los agujeros para sorprender con su ataque.

En defensa, Víctor Bernardez estuvo sólido, y el partido se mantuvo parejo.

Sobre los 65 minutos, Brayan Beckeles vio su segunda tarjeta amarilla por una falta contra Leighton Baines, y Honduras se quedó con 10 hombres. Parecía que Inglaterra tenía todas las de ganar, pero los catrachos supieron mantener el orden y el empate.

“Lo que más tranquilidad me da es que estamos listos para el Mundial”, resumió Suárez. “En los tres juegos hemos mostrado progreso, más en el último. Carlos Costly jugó casi el partido completo y Jerry Bengtson estuvo muy bien. Van a ser importantes en el Mundial en la ofensiva”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *