Tegucigalpa.- Las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), regularán con mayor control las visitas conyugales a los privados de libertad por carecer de espacio físico suficiente en los presidios hondureños.

El director del INP, Santos Simeón Flores Reyes, dijo que esta medida se toma debido a que no hay lugar seguro donde instalar a las visitas que llegan a acompañar a los presos.

“A mí me preocupan los Centros Penales, por ejemplo Tamara que tiene 4 mil presos, entonces si hay 4 mil mujeres entonces tengo 8 mil, si 4 mil duermen en los pasillos ¿qué pasa con 8 mil?”, se preguntó.

No obstante, Flores Reyes dijo que él no puede prohibir las visitas conyugales, ya que es además de un derecho del recluso, es una necesidad fisiológica del ser humano.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *