Tegucigalpa – El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, llamó este jueves a los jóvenes a del país, a retomar la antorcha de la educación, profundizar y democratizar la misma como un derecho propio.

El titular del Legislativo, participó junto al presidente de la República Juan Orlando Hernández, en la entrega del Premio Oro a la Excelencia Académica “José Trinidad Reyes”, celebrado en Casa Presidencial con motivo del Día del Estudiante.

En su mensaje a los jóvenes estudiantes de excelencia académica de los 298 municipios del país, Oliva dijo que es gratificante compartir con ellos y saber que se va por la ruta adecuada.

Recordó que “hace 13 años que tengo de trabajar en conjunto con el presidente Hernández, él nos embarcó en aquella maravillosa aventura de la reforma universitaria que hoy está dando sus frutos y en el periodo pasado se propuso llevar adelante o hacer una nueva Ley Fundamental de la Educación, que sé que en el corto o mediano plazo dará sus frutos y ahora se ha propuesto ir por la educación del trabajo y también desde el Congreso Nacional lo vamos a acompañar”.

Admitió que hay una profunda inequidad en el país debido a la enorme brecha entre los que tienen acceso a la educción y los que no tienen acceso a la misma.

Lamentó que sea un privilegio estudiar en el país, cuando debería ser un derecho que todos tengan acceso a la educación, no sólo de manera cuantitativa sino a una educación de calidad

“Ustedes son un abanderado de eso y por eso están siendo premiados y reconocidos esta mañana por el presidente de la República y su distinguida esposa; dicen que uno es tan grande como grandes son sus hechos, los invitó a tener los sueños más grandes, ustedes son la generación llamada, en algún momento, a retomar la antorcha de profundizar y democratizar la educación en el país; entre más altos sean sus sueños, más altos van a llegar”, concluyó Oliva.

El reconocimiento conlleva un premio en metálico, un lote de libros y diploma y se otorga al estudiante con excelencia académica de los 298 municipios del país, con el fin de incentivarles y continuar sus estudios en el nivel superior.

La actual gestión Legislativa aprobó la Ley de Escuelas Abiertas, terminando con la toma de los centros educativos y que éstos solo sean para impartir clases, ni tampoco los niños servirán más como rehenes para obtener beneficios personales.

Otro logro que viene a ayudar a la economía de los hogares es la aprobación del uniforme único y universal a partir del próximo año, beneficio que se extiende a los microempresarios que elaborarán la vestimenta y el calzado.

En la ceremonia celebrada en el Salón Morazán, también participaron la Primera Dama, Ana de Hernández, los designados presidenciales, Ricardo Álvarez y Rossana Guevara, así como el ministro de Educación Marlon Escoto, gobernadores políticos, directores departamentales de Educación y familiares de los premiados.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *