La Primera Dama, Ana García de Hernández, entregó las llaves de su nuevo hogar a Doña Olga Marina Galo Gómez (66). Ella es una de miles de hondureños que viven junto a sus familias con menos de un dólar al día; ganancia que le deja la venta de tortillas que elaboraba en un fogón improvisado donde aguantaba el dañino humo y el hollín.

Doña Olga muy agradecida expresó “Esta casa que nos entrega el Gobierno es una bendición de Dios. Gracias al Presidente y a la Primera Dama por esta vivienda, nunca se me olvidará este gran apoyo”, expresó la beneficiaria.

Aparte de elaborar tortillas, algunos días a la semana aprovecha para vender periódicos, pero debe caminar dos kilómetros y a veces consigue lavar ropa ajena, pero las ganancias son pocas.

Doña Olga trabaja para sostener a sus cinco hijos. “A veces me desespero porque en esta pobreza que vivo no nos ajusta para comer todos los días, cuando vendo tortillas sólo gano 20 lempiras diarios, quien me ayudaba con unos centavos era una de mis hijas que falleció hace casi dos meses; pero también agradezco a algunos vecinos que me regalan alimentos”, relató.

La vieja casita donde residía desde hace 22 años, a la orilla de la carretera del sur, en el kilómetro 10, en la zona conocida como El Tizatillo, era de tablas podridas, el techo de láminas que tapaban a medias el hogar e impidiéndoles dormir tranquilos cuando llueve.

Además, Doña Gloria junto a su familia, vivían aglomerados en una sola pieza entre niños y adultos y con unas cuantas camas de pedazos de colchón.

El nuevo hogar, tiene paredes de concreto, con dos habitaciones, un techo digno, piso de cemento; con todo el menaje y también se le instaló un ecofogón y el filtro purificador de agua.

La esposa del mandatario hondureño, hizo un llamado al resto de la empresa privada para que se sumen al programa Vida Mejor, porque aseguró que desde el Gobierno no se puede ayudar a todas las familias, pero con el apoyo de los que más tienen se puede cambiar la vida a muchos hondureños.

La meta del Gobierno del Presidente Hernández, al finalizar su periodo, es haber beneficiado a las 835 mil familias más pobres de Honduras.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *