Cuba.- El periodismo en Cuba continúa siendo una actividad de alto riesgo para aquellas personas que informan sobre sucesos que van en contra de la ideología del gobierno.

Prueba de ello es lo que ocurrió con el periodista Roberto de Jesús Guerra Pérez, víctima de una brutal golpiza cuando iba a la embajada checa en La Habana con el objetivo de difundir material periodístico.

El comunicador, fundador del sitio de noticias Hablemos Press, fue interceptado por un individuo que lo agredió y huyó del lugar. Pese a que luego se identificó el nombre del agresor, la Policía Nacional no ha dispuesto su detención.

Guerra Pérez aseguró que este ataque fue efectuado en represalia a su trabajo y se trata de un ajuste de cuentas por parte de la Seguridad del Estado de Cuba, organismo que viene amenazándolo de muerte desde hace semanas por teléfono.

La esposa del comunicador señaló, mediante un comunicado que pese a que la salud del periodista es estable, este se ve imposibilitado de realizar sus labores porque no puede caminar producto de una lesión en la rodilla. Además, tiene el tabique fracturado.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *