Chile eliminó a España del Mundial al ganar 2-0 en el mítico Maracaná y aseguró con autoridad su boleto a octavos de final. La generación de la Roja sudamericana ilusiona a un país que tuvo pocas alegrías en la historia de los mundiales y el próximo lunes buscará ser primero ante Holanda para evitar a Brasil.

La selección roja planteó el partido en campo español y lastimó al minuto de juego con Arturo Vidal y un cabezazo de Gonzalo Jara en soledad que se fue a centímetros del palo derecho de Iker Casillas.

España reaccionó, ganó la posesión del balón y podría haber abierto el marcador tras una definición de Xabi Alonso dentro del área, pero fue bien resuelta por el arquero Claudio Bravo a los 15 minutos.

Cuatro más tarde, a los 19, un buen contragolpe iniciado por Vidal, asistencia notable de Charles Aránguiz y una mejor definición del goleador Eduardo Vargas decretó el 1-0 y delirio en el Maracaná.

En respuesta, Xabi Alonso remató alto y Diego Costa falló antes de la media hora, en medio de la euforia de 35 mil chilenos, que celebran el primer triunfo en el templo de fútbol mundial y el primero de la historia ante España.

Antes del descanso, a los 43 minutos, Alexis Sánchez inquietó a Casillas con un tiro libre y, favorecido por el rebote, llegó un segundo remate de Aránguiz que venció al portero español para comenzar a sentenciar la historia en Río de Janeiro.

Koke por Xabi Alonso para iniciar el segundo tiempo y la primera ocasión clara en los pies de Diego Costa en busca de la hazaña. Luego, chilena asistencia del hispano-brasileño y Sergio Busquets falló con el arco a disposición.

En el minuto 64, Fernando Torres reemplazó a un Costa errático y Felipe Gutierrez ingresó por un dolorido Aránguiz. Y poco después, Mauricio Isla falló un gol increíble tras un buena jugada colectiva de los chilenos.

A España no le alcanzó con el orgullo de Sergio Ramos ni de Andrés Iniesta, que en el minuto 83 hizo volar a Bravo y se quedó con el grito atravesado. Tampoco pudo hacer mucho Santi Cazorla para mejorar la cara del entrenador Del Bosque, que en la previa pidió rebeldía a sus dirigidos.

Una eliminación tempranera de España que significa el fin de una generación de jugadores que revolucionó el fútbol con exponentes de alto nivel como Iniesta, Xavi, Casillas y Ramos.

Fueron letales el 1-5 ante Holanda y la fuerza chilena para el ánimo español. El campeón del mundo se va de la competencia como en 2010 le pasó a Italia y en 2002 a Francia, en la era más reciente.

La selección chilena, que superó 3-1 en el estreno a Australia, ganó con autoridad y definirá el primer puesto ante la holandesa. No tendrá en juego un partido más, ya que de salir primera evitará a Brasil, su “bestia negra” en los octavos de final de Francia 1998 y Sudáfrica 2010.

Chile logró su primera victoria en el Maracaná en su regreso tras la polémica eliminatoria para el Mundial de Italia 90, cuando el arquero Roberto “Cóndor” Rojas simuló una herida tras explotarle una bengala a metros de distancia y la selección fue suspendida con la no participación en EEUU 1994.

Ahora, la historia es diferente. Esta vez son todas sonrisas, alegría e ilusión para los chilenos. Un equipo con futuro que creció de la mano de Marcelo Bielsa, se enriqueció en las ligas de Europa y se consolidó como equipo bajo el mando de Sampaoli.

Chile se convirtió, junto a Holanda, en el primer clasificado a octavos de final de Brasil 2014 y tiene derecho a soñar. Eliminó al campeón del mundo y acabó con los fantasmas en el denominado “grupo de la muerte”.

infobae.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *