Tegucigalpa.- De acuerdo al director ejecutivo de la Coordinadora de Instituciones Privadas por las Niñas, Niños, Adolescentes, Jóvenes y sus Derechos (Coiproden) Wilmer Vásquez, los fondos de la Tasa de Seguridad, están siendo mal ejecutados.

“La Tasa de Seguridad es un pequeño botín del Estado, estamos hablando que debería estar para fortalecer la Policía Nacional, al Ministerio Público y al Poder Judicial, pero no para comprar un automóvil a la Fiscalía en Comayagua y con ello ya se apoyó a la misma”, expresó.

El entrevistado recordó que en un inicio se estableció que el fondo de la Tasa de Seguridad fue creado como un impuesto adicional para combatir la criminalidad, violencia y la delincuencia en Honduras.

Por lo que recomendó que esos fondos debería ser brindados para lograr que haya transparencia, pero sobre todo que a través de la participación ciudadana logremos la construcción de estrategias de seguridad en Honduras.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *