Tegucigalpa.- La Primera Dama, Ana García de Hernández, expresó durante su comparecencia en el programa 30/30 que dirige el periodista Edgardo Melgar, que el tema de la migración de niños es considerado como una “crisis humanitaria” que el gobierno de Estados Unidos no había dimensionado.

Lo anterior lo destacó luego de los esfuerzos que el Presidente Juan Orlando Hernández ha implementado desde el inicio de su mandato, en la que se ha conformado una comisión encabezada por la Primera Dama, con el objetivo de visitar los centros de detención y albergues de menores indocumentados e iniciar las acciones pertinentes para la reunificación familiar de esos menores.

“Esta es una crisis que Estados Unidos no había dimensionado”, expresó la esposa del Presidente Hernández, quien espera que el gobierno estadounidense pueda entender lo que significa para la región centroamericana el tema migratorio provocado en parte por la narcoactividad.

La señora de Hernández consideró que se debe aprobar una reforma migratoria clara, que no genere mala información y que no provoque que más niños se vayan de manera ilegal a ese país norteamericano.

“Queremos detener la salida ilegal de nuestros niños de la mano de coyotes, por eso vamos a trabajar fuerte en temas de prevención”, señaló.

Destacó que desde el día de la toma de posesión, el Presidente Hernández, aseguró que trabajaría fuertemente con el tema de los niños migrantes y desde entonces se han tomado decisiones como el de crear la Dirección de la Niñez, Adolescencia y la Familia (DINAF) para apoyar principalmente a la niñez y las familias de Honduras.

Refirió que la masiva detención de niños en albergues de estadounidenses es un tema que ha generado una crisis en el país, al igual que en México y Estados Unidos, por lo que se desean ver las acciones que se van emprender para el bienestar de los infantes que serán repatriados.

“No estoy aquí solo como esposa de Juan Orlando, sino también como madre que siente la necesidad de apoyar a los niños que se han separado de sus familias y que ahora están en situaciones difíciles”, expresó la Primera Dama.

“Cada niño tiene una familia y cada uno tiene su propia historia, por ello debemos ayudarlos”, apuntó la Primera Dama quien arguyó que se pretende saber cuál será el tratamiento legal que se dará a estos niños y que estos a su vez sientan que el Estado les está apoyando.

Es importante destacar que de octubre de 2013 a junio del 2014, son más de 14 mil 800 menores hondureños que están en centros de detención de migrantes en Estados Unidos, pero hay muchos más menores detenidos en México, de los cuales han sido retornados más de cinco mil que están con sus familias nuevamente.

La directora de la DINAF, Lolis María Salas, explicó que al hablar de reunificación se refiere a llevar a los niños con sus padres, sea que estén en Honduras o en el caso de los padres en Estados Unidos, los niños sean reunidos con ellos en ese país norteamericano.

Por su parte, la viceministra de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, Karla Cueva, afirmó que la declaración universal de los derechos del niño, prioriza la obligación de los Estados de proteger a la niñez y serán la hoja de ruta para garantizar los derechos humanos de los niños y mejorar sus condiciones de vida.

El Presidente Juan Orlando Hernández, ha convocado a una conferencia internacional que se llevaría a cabo a mediados de julio próximo en el país, para lo cual la Cancillería ha girado invitaciones a organizaciones internacionales de sociedad civil y los organismos internacionales que velan por los derechos y protección de la infancia.

La Fuerza de Tarea gubernamental creada por el Presidente Hernández para atender a los niños migrantes en albergues de Estados Unidos se declaró lista para hacerle frente a la crisis humanitaria de casi 15 mil niños y adolescentes hondureños que se encuentran en condición de migrantes en Estados Unidos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *