Brasil.- La copa del mundo llega a su partido final este día, cuando la poderosa selección Alemana enfrente al combinado Argentino que se quiere consagrar en su continente y hacer más grande a Leonel Messi.

Con el Maracaná como mítico escenario, a la 1 PM Alemania y Argentina se enfrentan por la corona que dejó vacante España, un título mundial que puede refrendar la idea del juego alemán.

Para los alemanes, el título significa la culminación de un proceso que comenzó hace diez años, cuando entre Jürgen Klinsmann y Joachim Löw se propusieron cambiar un modelo basado en el físico que, a fuerza de repetirse, se había quedado anquilosado.

Con Löw al mando después del Mundial del 2006, Alemania ha seguido puliendo su juego, mostrándose como un equipo atractivo, pero sin títulos, que siempre chocó con la hegemonía de España.

Tras la temprana abdicación española, Alemania está ante su gran oportunidad, pero sin margen de error, porque después de vapulear a Brasil (1-7) se le exige el título.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *