Tegucigalpa.- Mineros, familiares y cuerpos de rescate se reunirán este domingo para tomar una determinación respecto a la recuperación de los Cuerpos de los obreros soterrados en la mina de la Comunidad de San Juan Arriba del Corpus, Choluteca.

El encuentro está previsto que se lleve a cabo en horas de la mañana entre autoridades municipales, mineros, fuerzas vivas y familiares de las víctimas.

La reunión fue convocada después de que se determinó suspender la búsqueda por parte de los mineros que habían quedado al mando de las operaciones luego de que las autoridades gubernamentales, encabezadas por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), determinaron abandonar las labores en la zona ya que representaban un riesgo para los rescatistas.

El pasado miércoles 2 de julio, once mineros quedaron atrapados en uno de los túneles después de que se produjo un derrumbe en el interior de la mina, de los cuales tres fueron rescatados con vida a los dos días que ocurrió la tragedia. Luis Andrés Rueda, alcalde de El Corpus, Choluteca, explicó que los trabajos en la mina “están parados y no debe haber nadie dentro”.

Las autoridades municipales analizan la posibilidad de autorizar que el miércoles o jueves de esta semana se puedan sacar algunos sacos que los mineros tenía llenos al momento de que ocurrió la tragedia.

El objetivo es que muelan “la broza” porque hay personas que deben planillas y tienen que pagar a los trabajadores. Los sacos que se va a permitir extraer son los que se encuentran fuera de los túneles y otros que están ubicados en el interior, a pocos metros de las bocamina.

Rueda comentó que hay al menos 10 mineros que le han hablado que tienen los sacos llenos de broza y que deben sacarlos, pero debe ser con la supervisión de los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, que son los encargados de cuidar para que no ingrese ninguna persona al lugar.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *