La Comisión Interventora le apuesta al mejoramiento de todo el funcionamiento del hospital Mario Catarino Rivas, así lo dijo hoy el coronel Saúl Carrillo Velásquez, miembro de la misma, quien tiene identificadas a tres personas de una banda que operaban dentro de la institución, contactando personas para venderles ataúdes.

Los miembros de la seguridad también investigan denuncias sobre la presunción de que estas personas desconectaban a los pacientes para hacer más rápida la venta de su mercancía.

“Las personas que han sido identificadas se percatan del seguimiento que se les está dando y se vuelven escurridizas, por lo que aún no se les ha probado ningún acto ilícito”, manifestó el coronel Velásquez, a la vez que comparó que “antes de la intervención operaban abiertamente en el hospital, cuando llegamos se ausentaron. Al verse identificados cambiaron a las personas, pero ahora en todas las salas hay vigilancia”.

El acceso a las salas y demás áreas del centro médico ha sido restringido, luego que el mes pasado se instalaran 90 elementos militares divididos en dos turnos para vigilar el ingreso al mismo.

Por otra parte, Lenín Palencia, miembro de la Junta Interventora, informó que la segunda fase del mejoramiento del centro hospitalario consiste en la definición del plan de largo plazo, que involucra la descentralización de la administración y el presupuesto del Mario Catarino Rivas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *