El Presidente Juan Orlando Hernández dijo este miércoles en Tegucigalpa, que “Una Centroamérica en paz y próspera es una buena inversión para Estados Unidos, mientras que una región con violencia es un riesgo para ese país del norte”.

Lo anterior lo expresó en el simposio “El Impacto de los 10 años del CAFTA” (Tratado de Libre Comercio de Centroamérica, Estados Unidos y República Dominicana), organizado por la Cámara de Comercio Hondureño Americana, AmCham, en el marco de celebración de su trigésimo segundo aniversario de fundación.

En primera instancia, el Mandatario Hernández aseguró que “Estos diez años del Tratado de Libre Comercio nos obligan a revisar lo que ha salido bien y las importantes cifras que se mencionan, porque lo que se busca es que este evento sirva para ver cómo mejorar”.

En ese sentido dijo: “Para nosotros es importante que el pollo hondureño ingrese al mercado americano y de la misma manera me preocupan varios productos agrícolas el agro. Hemos trabajado en un plan de apoyo a los pequeños productores y creo que es el momento de repotenciar ese sector”.

Agradezco a las instituciones bancarias por aceptar la opción de mejora de las tasas de interés para el agro –agregó, para luego expresar-, son préstamos a 10 años plazo y otros a 15, con tasa de 7.25 por ciento, algo que no se había visto en el agro.

LA ALIANZA

“Necesitamos echarle un vistazo a las relaciones con Estados Unidos. A raíz de la crisis de los niños migrantes, hablamos con muchos líderes de Estados Unidos y creo que se pudo entender que una Honduras con violencia por el problema de las drogas, es un riesgo para Estados Unidos. Pero si hay una Honduras con oportunidades, es un factor a favor y una inversión”, dijo.

Y aprovechó para remarcar que “el CAFTA se debe ver como una oportunidad. Estamos de frente en el tema de la delincuencia, pero tengan claridad que hay compromiso y convicción de enfrentar el tema. Ese es un punto fundamental para las inversiones, pero allí debemos tener una alianza con Estados Unidos”.

En el mismo orden de argumentos, el Presidente Hernández recordó: “Tuve la gran fortuna de recibir una beca del gobierno de Estados Unidos y he podido visualizar que la toma de decisiones de las empresas norteamericanas, tienen mucho que ver en las instituciones estatales de esa nación”.

Cuando conversamos con los representantes norteamericanos en el Senado, le pedimos al BID estructurar un plan económico de desarrollo -añadió- para que podamos explorar esa gran oportunidad. Una Centroamérica próspera y en paz es un buen clima para las inversiones y una gran inversión para Estados Unidos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *