El Gobierno a través de un comunicado deja claro este lunes que “no permitirá que se utilice la salud del pueblo hondureño para negociar pretensiones salariales y gremiales de los trabajadores de salud”.

Lo anterior es en respuesta a la marcha anunciada para este día, a las 2:00 de la tarde, por parte de médicos y enfermeras, lo que permitiría la interrupción de los servicios de salud en los principales centros hospitalarios.

En comparecencia de prensa en Casa Presidencial, los ministros de Salud, Yolany Batres y de Trabajo, Carlos Madero, informaron a la población que el Presidente Hernández tomó la firme decisión de realizar una reforma profunda que garantice al pueblo hondureño un nuevo sistema sanitario universal y justo.

Añadió que entre las primeras acciones tomadas para realizar esta reforma, destaca la implementación de un nuevo y transparente mecanismo en la compra de medicamentos de calidad a un precio justo, con el apoyo de veedores confiables, logrando un ahorro en las primeras compras de hasta un 300 por ciento.

Los insumos están abasteciendo desde hace dos semanas de manera permanente las diferentes unidades de salud a lo largo y ancho del país.

Batres apuntó que la Secretaría de Salud acatará la instrucción del Presidente en defender el derecho a la salud que manda la Constitución de la República y no tolerará ninguna otra negligencia que afecte la salud y la vida de la población y tomará las medias laborales pertinentes en caso de abandono de trabajo, “días no laborados, días no pagados”.

Para finalizar, la funcionaria afirmó que el Presidente Hernández ha instruido que a partir de esta fecha todo médico y enfermera sin empleo y que estén en condición de jubilados, puedan inscribirse de manera voluntaria y completar solicitud laboral a fin de tener un banco de información en caso de ser necesaria su contratación.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *