Horas después de la segunda decapitación a un periodista norteamericano por parte del grupo terrorista Estado Islámico, el presidente de Estados Unidos volvió a expresar que no negociará con los yihadistas y subrayó que el objetivo de la Casa Blanca es claro: “contener y destruir al ISIS”.

Durante su visita a Tallinn, capital de Estonia, el mandatario reconoció que las operaciones contra el ISIS “llevarán tiempo” y “esfuerzos”, pero se mostró confiado en que Washington progresará ante las amenazas del movimiento yihadista.

“Los ataques contra ISIS ayudarán al progreso de Irak”, apuntó el jefe de Estado, quien agregó que su país “no se dejará intimidar” por la ejecución del periodista Steven Sotloff.

Obama condenó el asesinato del periodista como un “horrible acto de violencia” y recordó que el objetivo de Washington es que el Estado Islámico deje de ser una amenaza y advirtió que ello sólo será posible en colaboración con los socios de Medio Oriente.

Terroristas del ISIS dieron a conocer este martes el video en el que muestran la decapitación del periodista y advierten al presidente Obama que mientras Estados Unidos siga lanzando ataques aéreos contra el grupo yihadista “nuestros cuchillos seguirán cortando los cuellos de su pueblo”.

Las imágenes, calificadas por Estados Unidos como un repugnante acto de brutalidad, fueron publicadas dos semanas después de que se difundiera el video en el que se muestra el asesinato del periodista James Foley y días después de que la madre de Sotloff pidiera que le perdonaran la vida.

A pesar de las amenazas del grupo terrorista, Obama manifestó que sus muertos solo conseguirán unir a los estadounidenses.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *