Tegucigalpa.- La rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, dijo hoy que la Secretaría de Seguridad nunca investigó a oficiales de la Posta del barrio la Granja porque les dio miedo conocer que es lo que ahí había.

“Hemos luchado para que hubiese un proceso de depuración, un proceso que ha fracasado, que no se llevó a cabo como fue su planteamiento original en el año 2011 cuando se creo la DIECP y cuando se esperaba que hubiese voluntad política parta hacerlo”, expresó.

La entrevistada se preguntó que como era posible que por la verticalidad que existe por la estructura policial su superiores no se den cuenta de lo que está pasando dentro de la institución.

“En ese caso, yo debo decirle que públicamente desde el 29 de septiembre del año 2011, fueron asesinados cuatro jóvenes por tres de los cuatro ex policías que también participaron en la muerte de mi hijo Alejandro y su amigo Carlos David”, recordó.

“En la misma posta policial se lavaban las patrullas, en la misma posta policial era el escenario para que estos criminales pudieran actuar, es una institución que es creada para que proteja al ciudadano, porque esa es la función de la policía y no para que sea victimario de ciudadanos”, comentó.

Castellanos dijo que en su momento ellos plantearon de que fueran investigados los jefes policiales, las cúpulas policiales, pero no se hizo como lo decía el documento original.

“Ha quedado en evidencia que la depuración no se llevó a cabo y que no era una quimera, no era un capricho de la ciudadanía estarlo pidiendo, sino que la población seguía siendo víctima”, lamentó.

“Hay que valorar que este núcleo delictivo de esta sede policial que estaba atrapada por el crimen y el delito, esperamos que no se quede en un simple desalojo, sino que haya realmente una investigación de los hechos en los que se vieron involucrados”, sostuvo.

“No es posible que con la verticalidad que hay en la policía, los jefes superiores no se den cuenta de estos ilícitos, sin embargo, nunca vimos acciones de persecución del delito a estos jefes policiales si bien es cierto algunos de estos están suspendidos nunca hubo una investigación de sus bienes que era algo que se estaba pidiendo”, recordó.

“Nosotros creemos que lo que nunca quiso la Secretaría de Seguridad fue hacer realmente una investigación, porque les dio miedo entrar a conocer lo que ahí había. En el fondo tuvieron temor de encontrase con la cantidad de oficiales de policía que no podían justificar sus bienes y por lo tanto mejor miraron para otro lado haciéndose los desentendidos y ahora vamos a seguir teniendo”, puntualizó Castellanos.

Ante las irregularidades detectadas en el personal policial de la Unidad Metropolitana de Prevención (UMEP) tres, más conocida como posta del barrio La Granja, la Dirección General de la Policía Nacional, adscrita a la Secretaría de Seguridad, determinó antier su cierre temporal, según un comunicado oficial.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *