La operación que condujo a la detención del ex director del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) se denominó “Operación Libélula”. La misma inició a partir del mes de abril 2014, con una cobertura nacional e internacional, una vez que el Juez correspondiente emitió la orden de captura.

La detención del ex funcionario fue definida como máxima prioridad por parte del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, por lo que se giraron las instrucciones correspondientes para que interinstitucionalmente se le ubicara y detuviera, asignando el mejor talento humano, el apoyo técnico y logístico necesarios para lograr este objetivo.

En la Operación Libélula participaron el Ministerio Público, la Policía Nacional, la Policía Militar del Orden Público (PMOP), la Policía Tigres, las Fuerzas Armadas y la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia.

Con la asistencia de países amigos de Centro, Sur América y Europa se le buscó durante varios meses, hasta que los equipos especiales de investigación e inteligencia lograron establecer su ubicación y su rutina, todo lo cual condujo a que se le detuviera en el sector de Cifuentes, Departamento de El Paraíso, cuando ingreso a territorio hondureño.

En la detención participaron 14 elementos del Primer Batallón de la Policía Militar del Orden Público y Agentes de FUSINA, que le seguían los movimientos desde hace tres meses. Además del elemento humano en esta operación, también se utilizó tecnología avanzada de localización lo que facilitó su captura.

El indiciado fue presentado ante las autoridades judiciales la mañana de hoy para seguir el procedimiento legal correspondiente.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *