Bagdad.- La explosión de un cohete al que le estaban inyectando gas cloro provocó la muerte de 14 yihadistas cerca de Bagdad, la capital iraquí. El Ejército regular y fuerzas kurdas continúan la contraofensiva.

Al menos 14 miembros del yihadista Estado Islámico (ISIS) murieron hoy al estallar un cohete al que estaban inyectando gas cloro al norte de Bagdad, lo que evidencia el uso de esta sustancia química en el conflicto iraquí.

Fuentes de seguridad informaron a EFE de que siete extremistas resultaron también heridos en este suceso, ocurrido en las proximidades de la localidad de Al Duluiya, a unos 90 kilómetros de Bagdad.

También en Duluiya, cuatro miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes y milicianos chiítas sufrieron síntomas de asfixia al inhalar el gas cloro que emanó del estallido de otros dos artefactos.

Las fuentes de seguridad responsabilizaron a los yihadistas del empleo de gas cloro en sus ataques, una sustancia de la que hasta ahora no había trascendido su utilización en Irak, aunque sí en Siria, como denunció recientemente la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Tomado de http://www.ip.gov.py

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *