El presidente estadounidense agradeció al Congreso el apoyo bipartidista para armar a la oposición siria y así combatir al Estado Islámico. “Si no lo controlamos, podría representar una amenaza para nuestra nación”, dijo

“Nuestras agencias de inteligencia no han detectado aún planes específicos de estos terroristas (del Estado Islámico) contra nuestro país. En este momento representan una amenaza contra el pueblo de Irak, Siria y Medio Oriente en general”, aseguró el presidente estadounidense, Barack Obama.

Sin embargo, advirtió que los líderes del ISIS siempre tienen en la mira a Estados Unidos y sus aliados. “Si no los controlamos, podrían representar una amenaza creciente para nuestra nación”, sostuvo el mandatario, quien agregó que desde que ordenó que a los militares enfrentar al Estado Islámico los pilotos estadounidenses realizaron más de 170 ataques aéreos contra los terroristas en Irak.

“De aquí en adelante, no dudaremos en actuar contra estos terroristas en Irak o en Siria. Pero esta lucha no es solamente de Estados Unidos”, afirmó, al tiempo que aclaró una vez más que no comprometerá tropas para emprender otra guerra terrestre en Irak o en Siria.

“SOMOS MÁS FUERTES COMO NACIÓN CUANDO EL PRESIDENTE Y EL CONGRESO TRABAJAN JUNTOS”

En ese sentido, explicó que considera más efectivo ayudar a sus aliados en tierra “a fin de que aseguren el futuro de su propio país”.

“Utilizaremos nuestro poderío aéreo. Capacitaremos y equiparemos a nuestros aliados. Aconsejaremos y asistiremos. Y lideraremos en esta lucha a una amplia coalición de países afectados. Esto no es Estados Unidos contra el ISIS. Estos son los pueblos de esa región contra ISIS. Esto es el mundo contra el ISIS”, exclamó el jefe de Estado.

Obama también insistió en la necesidad de una labor mancomunada con el Congreso. “Hemos estado trabajando para asegurar el apoyo bipartidista para esta estrategia aquí en nuestro país porque yo creo que somos más fuertes como nación cuando el Presidente y el Congreso trabajan juntos”, dijo.

Una mayoría demócrata y una mayoría republicana tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado aprobaron por amplios márgenes una primera parte clave de la estrategia de Obama. Así, le otorgaron a las tropas estadounidenses la autoridad que necesitan para entrenar a los luchadores de la oposición siria, “de modo que puedan luchar contra el ISIS en Siria”.

Según el mandatario, “esos votos enviaron una señal importante al mundo: las personas que viven en Estados Unidos están unidas para enfrentar este peligro”.

“Somos la guía en dirección al camino correcto, más naciones se están uniendo a nuestra coalición. Más de 40 países han ofrecido ayudar en la extensa campaña contra el Estado Islámico, desde entrenamiento y equipos, ayuda humanitaria, hasta misiones aéreas de combate. Y esta semana, en las Naciones Unidas, continuaré buscando el apoyo del mundo contra esta amenaza”, añadió.

En esa línea, consideró que Estados Unidos tiene la capacidad única de liderar la coalición. “Cuando el mundo amenazado, cuando el mundo necesita ayuda, pide la ayuda de los Estados Unidos. Y nosotros recurrimos a nuestras tropas. Ya sea para degradar y, en última instancia, destruir un grupo de terroristas o para contener y combatir una amenaza como la epidemia de ébola en África, les pedimos mucho a nuestra tropas”, manifestó al cierre de su mensaje semanal.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *