La presidenta de Brasil y candidata a la reelección por el Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff, ganó las elecciones realizadas con un 40% por ciento de los votos tras haberse escrutado un 78,5 por ciento de las mesas.

El Tribunal Superior Electoral informó que en segundo lugar se ubica el socialdemócrata Aécio Neves, con 35,15%, y en tercero la ecologista Marina Silva, del Partido Socialista Brasileño (PSB), con 20,91 por ciento.

Si ningún candidato supera el 50%, como es de esperarse, deberá celebrarse una segunda vuelta el próximo 26 y en la que hasta ahora competirían Rousseff y Neves.

Comicios calientes

Las elecciones se celebraron con la seguridad reforzada en forma especial en Río de Janeiro, en prevención de incidentes con bandas de narcotraficantes que operan en las favelas, así como en San Luiz y Florianópolis, capitales de Maranhao y Santa Catarina, en las que en las últimos días hubo atentados contra el transporte público.

Los colegios electorales de la mayoría de las ciudades de Brasil han cerrado, aunque los colegios en los estados del oeste brasileño y en gran parte de la Amazonía permanecerán abiertos, ya que tienen uno o dos husos horarios diferentes al del resto del país.

Tres sondeos divulgados en la víspera de que unos 142,8 millones de brasileños acudiesen a la urnas indican que Neves ha desplazado en la recta final a la ecologista Silva en unas elecciones marcadas por las divisones sociales.

MDA le atribuye a Rousseff un 40% de la intención de voto, que en el caso de Datafolha llega al 44% y en el sondeo de Ibope salta al 46%. Unos resultados que, de ser los que arrojen las urnas, condenarán la elección a una segunda vuelta.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *