Tegucigalpa. A raíz de las torrenciales lluvias que a lo largo de la última semana se han registrado en el país, deslizamiento de tierra, desborde de ríos, daño de estructuras y líneas de transmisión de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), han impactando sobre el servicio eléctrico nacional, principalmente sobre la línea 423 que presta servicio al corredor oriental comprendido por el Paraíso, Danlí, Trojes y Patuca.

Las incesantes lluvias y principalmente la crecida del rio zamorano ha imposibilitado acelerar los trabajos de reparación de dicha línea dado a la falta de acceso hasta el punto donde esta cayó. No obstante las labores de las cuadrillas han sido continuas para ir solventando y restituyendo la luz tramo a tramo, logrando restablecer hasta el momento el servicio a la zona de El Zamorano.

Se espera las lluvias disminuyan y el rio baje para poder acceder hasta el punto crítico donde se requiere contar árboles que han derribado la línea y reinstalar la misma para brindar el servicio a los abonados afectados.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *