Tegucigalpa.- Ante la presencia de centenares de niños, jóvenes, padres de familia y pastores de la Asociación Mies Ministerio, en la jornada de oración y alabanza “Niños a Una Voz” que se realizó el fin de semana en San Pedro Sula, el Presidente Juan Orlando Hernández expresó: “Pido de rodillas al Señor que me dé la sabiduría para tomar las mejores decisiones para crear la nueva Honduras”.

“Es un privilegio estar acá en la presencia de los niños, jóvenes y adultos que vienen ante los pies de Jesús a alabarle y darle las gracias por todo el bien que nos ha hecho y nos hace día con día”, pronunció en su discurso el Mandatario.

Prosiguió que con la unidad de propósitos del pueblo y teniendo a Dios siempre como el guía, “Podemos ser instrumentos para transformar a Honduras en un país de paz y prosperidad”.

“Hoy quiero pedirles a todos los que estamos acá que recordemos los tiempos cuando nuestros padres nos pedían que oráramos, de rodillas. Quiero pedirles a los hondureños que nos amemos con nuestros vecinos y hermanos”, acotó.

FORTALECER A LA FAMILIA

Por su parte, la Primera Dama, Ana García, expresó que desde la familia se tiene que trabajar para que la niñez y juventud vean con temor a Dios, que vean en Él al centro y origen de las cosas de todo lo bueno que ocurre en la vida de cada hondureño y por ende del país.

“Señor: yo sé que tú estás llegando a tocar a cada hondureño. Gracias, Señor, porque nos has puesto para servir al país”, expresó la esposa del Mandatario.

RECONOCIMIENTO A LA LABOR

El apóstol Roy Santos dijo: “Presidente y Primera Dama: ustedes están marcando historia porque por primera vez una Pareja Presidencial asiste a un encuentro de nuestro ministerio”.

Reconoció que los pastores fueron sorprendidos por el gesto de solidaridad del Mandatario al aportar para esa jornada de oración, y en nombre del pueblo hondureño, “no 20 mil, ni 40 mil, sino que casi un millón de lempiras”.

Santos también aseveró que “Estamos viendo un cambio en el país y los pastores reconocemos que el Presidente y la Primera Dama los están promoviendo y ejecutando”.

“Prepárense, Presidente y Primera Dama, porque el Señor ha conocido sus corazones y les ha pedido que pongan orden en los pequeños, grandes y poderosos. Él ha decidido que les dará un Gobierno que será recordado en el libro de la historia”, concluyó.

Al finalizar el evento, los niños del ministerio de intercesión, oraron por la Pareja Presidencial para que de lo Dios haga su obra en ellos y puedan de manera sabia y con inteligencia llevar los mejores proyectos y programas de desarrollo para los hondureños.

En el encuentro además participaron: el alcalde de San Pedro Sula, Armando Calidonio y su esposa, autoridades de la iglesia evangélica, niños, jóvenes y padres de familia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *