Tegucigalpa.- El diputado presidente de la comisión de presupuesto del Congreso Nacional Francisco Rivera, dijo de forma muy clara que programas de rescate que presentaron empresas del Estado al Legislativo fueron una verdadera farsa.

Le dieron atol con el dedo al pueblo hondureño porque lo que querían era beneficiarse y buscar la forma de ampliar sus contratos colectivos.

“Creímos de buena fe, pero estas empresas lo que requieren es orden” destacó el parlamentario tras pedir públicamente al presidente de la República, que para empezar elimine las juntas directivas de estas empresas de servicio quebradas.

Solo el SANAA y la Empresa Nacional Portuaria, son las que tienen una luz de esperanza para rescate, pero las demás son un desastre apunto de forma contundente el parlamentario.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *