El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, pidió este lunes a las autoridades chinas que abran los mercados, liberen la moneda y respeten los derechos humanos y la libertad de la prensa al tiempo que les deseó “éxito”.

Obama hizo estas declaraciones en una breve intervención en la denominada cumbre de empresarios, prólogo de la reunión anual del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico que durante dos días reúne a los mandatarios y representantes de esta región que responde por más de la mitad del PIB y casi la mitad del comercio mundial.

“Los Estados Unidos son favorables al surgimiento de una China próspera, pacífica y estable”, apuntó.

Asimismo, instó a las autoridades de Pekín, que han recrudecido la represión contra los disidentes, a que respeten los derechos humanos y la libertad de la prensa.

Durante su alocución, el jefe de Estado también anunció un acuerdo para extender los visados para los ciudadanos chinos que van a los Estados Unidos a trabajar o estudiar y para los turistas y hombres de negocios.

Más de 1,8 millones de chinos visitaron los Estados Unidos el año pasado, indicó Obama, que contribuyeron con 21.000 millones de dólares a la economía y a la creación de más de 100.000 empleos.

“Este acuerdo podría ayudarnos a cuadruplicar estos números”, aseguró el presidente, que lo calificó de un importante “avance que beneficiará a nuestras economías y acercará a los pueblos”.

Mayor apertura del mercado chino

“Durante las pasadas semanas, nuestros equipos han hecho un buen progreso resolviendo varios asuntos importantes. Hoy supone una gran oportunidad, a nivel político, para superar varios escollos”, manifestó Obama durante el encuentro con líderes de los doce países que participan en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), que se celebró en la embajada de los Estados Unidos de Pekín.

Asegurando que el TPP “tiene el potencial de ser un acuerdo histórico”, el jefe de Estado estadounidense subrayó: “Depende de todos ver si podemos finalizar un acuerdo que sea ambicioso y adecuado”.

Aunque un miembro del equipo de Obama definió la sesión como “un encuentro eficiente y directo”, no se logró cerrar el acuerdo y tampoco se reveló cuándo podría firmarse, tal y como había previsto la Casa Blanca. Este tratado de libre comercio regional lleva años negociándose.

“Tomará un período de tiempo finalizar algunos de los asuntos más difíciles”, señaló ese funcionario norteamericano a la prensa.

Por otra parte, los países integrantes del TPP (Estados Unidos, Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam) firmaron este lunes una declaración conjunta en la que dieron la bienvenida al progreso alcanzado en los pasados meses.

El texto subraya que se ha entrado en la “fase para llevar las negociaciones de este emblemático acuerdo a su fin”, y que se trata de “una prioridad compartida” para que empresarios, trabajadores, agricultores y consumidores puedan empezar a beneficiarse del TPP lo antes posible.

El acuerdo, cuyas negociaciones comenzaron en 2008, concentraría a doce economías con salida al océano Pacífico y sería una señal de la importancia de la región Asia-Pacífico, que cubre el 40 por ciento de la economía mundial.

Algunos de las cuestiones más difíciles de abordar son el acceso al mercado agrícola, los derechos de propiedad intelectual, las inversiones y las competencias de las empresas estatales.

Ya que el TPP no incluye a China, lo que levanta las suspicacias del gigante asiático, el principal objetivo comercial de Obama con la segunda economía mundial durante su visita será negociar un nuevo tratado de inversión bilateral.

Algunos economistas consideran que, de alcanzarse, podría suponer la mayor apertura del mercado chino para las compañías estadounidenses desde que la potencia asiática se unió a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en el año 2001.

Previsiblemente, Obama no tratará acerca de este asunto hasta que mantenga una reunión bilateral el miércoles con su homólogo chino, Xi Jinping, en el marco de su visita de Estado, que arrancará cuando concluya el martes la cumbre del Foro de la Asociación Económica Asia-Pacífico (APEC), que se celebra hoy y mañana en Pekín.

Tomado de Infobae

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *