Tegucigalpa.- La designada presidencial y ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén, criticó este viernes que hay sectores que padecen de “amnesia selectiva” al criticar al Gobierno por la situación económica del país.

La funcionaria se refirió a las críticas de analistas económicos sobre problemas como la deuda interna y expresó que “les gusta olvidar las cosas que no les conviene y sacar ventaja en un momento de campaña política”.

Aseguró que si todo hubiese estado en mesa servida, no se habrían enfrentado todos los inconvenientes que este Gobierno ha tenido que sortear.

Recordó los esfuerzos que tuvo que hacer el Presidente Pepe Lobo para que el país fuese reconocido internacionalmente, por lo que es importante y el pueblo lo sabe, que cada quien es responsable de su gestión.

Afirmó que la nueva administración recibirá un gobierno en mejores condiciones que las que recibió la actual administración, con las puertas cerradas y una enorme deuda flotante, por lo que el Estado, al colocar el bono soberano, pagó un porcentaje importante de la misma.

Sobre el Presupuesto General de la República para 2014, expresó que el mismo deberá adecuarse dentro del techo en el proyecto que se enviará al Congreso Nacional, considerando la etapa de transición y el proceso electoral, pero con el reconocimiento del pago de las obligaciones del Estado.

Destacó que se han hecho reformas en la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), pero se debe revisar la parte de la recaudación y analizar el contexto de las transferencias, en función de las responsabilidades a cumplir.

Nuevo gobierno debe ser inteligente

Agregó que el nuevo gobierno debe ser inteligente y deberá aprovechar la apertura que logró el Presidente Pepe Lobo con los organismos financieros y no lo que le ocurrió a la presente administración que debió afrontar una situación muy compleja.

“Hoy se dejan las puertas abiertas con la cooperación, las que se ha triplicado en esta gestión en relación a la pasada administración, lo que significa confianza y un espacio para la generación de proyectos, más los que ya quedan establecidos.

Apuntó que la sociedad deberá acompañar la auditoria social en aspectos como las alianzas públicos privadas y dinamizar instituciones como la Empresa Nacional Portuaria (ENP) y la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), especialmente en esa última por su impacto de años en el déficit del gobierno.

Deuda externa no es mucho problema para el país

A criterio de Guillén, la deuda externa no es mucho problema para el país, pues es a largo plazo, con periodos de gracia de 10 años e intereses bajos, sino que la dificultad, la constituye la deuda interna que el Gobierno recibió y que creció por el costo de esa deuda.

“Esa deuda fue colocada a plazos cortos e intereses altos y es lo que ha incidido fuertemente en la situación económica del país, aunque con los recursos del bono soberano se cubrió el 40 por ciento de la misma”, puntualizó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *