La Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) reabrió la Unidad de Mediación y Conciliación (UMC), a la que puede acudir la ciudadanía para dirimir cualquier conflicto de orden vecinal, familiar o comunitario, y ser abordado sin necesidad de recurrir a una instancia judicial.

Esta dependencia funcionará en las instalaciones del Juzgado de Policía, donde se atenderá de manera gratuita a cualquier persona, sin distinción de edad, que enfrente alguna situación apremiante en su hogar o su comunidad, para mediar en la resolución de su caso de manera pacífica.

La reapertura de la UMC contó con el apoyo técnico del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el coauspicio de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en el marco de la estrategia de convivencia y seguridad ciudadana para prevenir la violencia.

En ese sentido, el vicealcalde municipal, Juan Carlos García, recordó que en 2011 la UMC funcionó durante seis meses en los cuales se atendieron más de 400 casos, “así que es un tema de prevención que es bien importante para los habitantes de este municipio”.

Este es un espacio para dirimir de manera imparcial los problemas comunitarios porque a diario se produce este tipo de situaciones en diferentes sectores de la ciudad, mencionó.

García detalló que el Plan Local de Convivencia y Seguridad Ciudadana (PLCSC), que hace unos meses aprobó la Corporación Municipal, ya fue presentado a la Secretaría de Seguridad y se está a la espera de su validación para poder echarlo a andar.

La oficina es importante para la justicia municipal y “queremos destacar el compromiso que ha tenido la Alcaldía Municipal” por medio del alcalde y el vicealcalde, Nasry “Tito” Asfura y Juan Carlos García, respectivamente, para su reapertura, señaló, por su parte, Rigoberto Ochoa, coordinador del Proyecto de Convivencia y Seguridad Ciudadana del PNUD.

Explicó que esta iniciativa ha sido incluida en el PLCSC, y viene a promover mecanismos alternativos para que la población pueda vivir en armonía.

La jueza de Policía de la comuna, Mirian Reyes, agradeció a los organismos cooperantes porque permitirán que la población pueda contar con los servicios de esta unidad, “cuya misión es fortalecer la cultura de la paz entre los ciudadanos, mediante la aplicación de los mecanismos alternos de solución de conflictos”.

“Nuestro compromiso va en función de fomentar en los ciudadanos la cultura del diálogo para que de esa forma aprendan a resolver felizmente sus conflictos”, y para obtener mayor información sobre las situaciones que se abordan en la unidad, la población puede llamar al teléfono 22223802, puntualizó.

Para solicitar una conciliación el ciudadano solo tiene que tener voluntad para resolver el conflicto, presentar la tarjeta de identidad, si es menor de edad debe hacerse acompañar de su padre, madre o un tutor y, conocer el nombre de la persona con quien tiene la diferencia para hacerle llegar una cordial invitación.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *