noviembre 30, 2020

Tegucigalpa – el sector de la construccion se vio fuertemente afectado en los últimos meses, debido a los constantes cobros de que son objeto por los extorsionadores que exigen en cada oportunidad, fuertes sumas de dinero por el mal llamado impuesto de guerra.

El gerente general de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), Silvio Larios, señaló que la situación es preocupante, porque las empresas están cerrando y esto deja una gran cantidad de trabajadores desempleados.

“unas tres mil personas que laboraban en el rubro de la construcción en Honduras, han quedado sin empleo, con el cierre de las empresas que los empleaban, debido a las extorciones de las que son objeto” reiteró.

Larios informó que el cierre de las empresas que no pueden seguir operando, viene a disminuir las fuentes de empleo en el rubro de la construccion.

Manifestó que los empresarios han dejado de operar y consecuentemente la fuentes de empleo para la población se ven reducidas, ademas “los empresarios ya no pueden seguir cancelando las cuotas a la Cámara de la Construcción”

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *