Los narcotraficantes hondureños Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle Valle fueron entregados el jueves a las autoridades estadounidenses y partieron en un avión privado hacia la ciudad de Miami, bajo rigurosas medidas de seguridad y sin acceso a la prensa, según contó el ministro hondureño de Seguridad, Arturo Corrales.

Ambos fueron puestos a la orden de una Corte Federal del Distrito de Alexandria, estado de Virginia.

The Washington Post publicó un artículo en el que informa detalles de la acusación que interpuso Estados Unidos contra los dos hermanos. Y además narra cómo hacían para pasar la droga a EEUU.

La prensa estadounidense los identifica como “los líderes de una de las organizaciones de tráfico de cocaína más prolíficas de América Central” e informa que las autoridades federales los señalan por trasladar toneladas de cocaína a Estados Unidos a cambio de millones de dólares.

De acuerdo a lo que publica El Heraldo, la acusación dice que el cártel de los hermanos mantuvo un arsenal que influenció a funcionarios públicos en Honduras y utilizó el secuestro y asesinato para promover sus intereses financieros.

En las 21 páginas de la acusación se alega que la organización Valle era un jugador importante en un negocio de las drogas que movió generalmente cocaína desde Colombia a Honduras y a Estados Unidos.

El grupo, según la acusación, se asentó en la parte noroeste de Honduras, cerca de la frontera con Guatemala, pero fue capaz de enviar la droga a todo Estados Unidos, incluyendo Arizona, Illinois, Texas y Virginia.

El mismo periódico consigna que las autoridades federales interceptaron al menos un cargamento de cocaína, que un mensajero había trasladado en un vuelo desde Honduras al aeropuerto internacional de Dulles, Washington.

Miguel Arnulfo Valle Valle, según la acusación, administró las operaciones del día a día; mientras que Luis Alonso Valle Valle sirvió como su segundo al mando.

La acusación también incluye más de una docena de personas, entre ellas otro hermano Valle Valle y distintos miembros de la familia, a quienes se los acusa de importación, distribución o transporte de cocaína.

Los hermanos Valle Vale estuvieron durante mucho tiempo en la mira de las autoridades federales. En agosto, el Departamento de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos prohibió a los ciudadanos estadounidenses hacer negocios con los tres hermanos y congeló todos los activos que tenían bajo control estadounidense. El Tesoro también sancionó cuatro empresas hondureñas por vínculos con los hermanos.

Los 74 días que Honduras demoró en extraditarlos

Desde la detención de los hermanos hasta su extradición pasaron 74 largos días. Ambos serán recordados por ser el tercer y el cuarto hondureño en ser extraditados a Estados Unidos.

Todo empezó a principios de octubre, cuando las autoridades reportaron la captura de Miguel Arnulfo y Luis Alonso, en un operativo policial ejecutado en la comunidad de El Espíritu.

Al día siguiente, fueron puestos a la orden de una jueza que conoció la solicitud de extradición y les libró la orden de captura. Ese 3 de octubre, ambos fueron trasladados a la sede de la Corte Suprema de Justicia para participar en una audiencia de información de la petición planteada por EEUU.

Se les informó que la Justicia estadounidense los solicitaba para juzgarlos en una corte del distrito sur de La Florida, por conspirar para distribuir cocaína en EEUU. De acuerdo a lo que informa El Heraldo, en dicha audiencia, la jueza les dictó el arresto preventivo, a cumplir en el Primer Batallón de Infantería.

Luego, fijó para el 6 de noviembre la audiencia de presentación y evacuación de pruebas, que no se celebró en esta fecha.

En la segunda solicitud de extradición, se requirió a los hermanos Valle Valle para ser juzgados por tres cargos más, por los delitos de conspirar para distribuir al menos 5 kilogramos de cocaína en ese país, conspiración para transportar e introducir esa droga y conspiración para realizar actividades de lavado de activos.

En ésta, se pidió a la CSJ declarar con lugar la solicitud de extradición de los hondureños para ser juzgados por los delitos antes referidos, en una corte del distrito este del estado de Virginia.

Enseguida, la jueza señaló para el 17 de noviembre la celebración de la audiencia de presentación y evacuación de pruebas, relacionadas con los dos expedientes de solicitudes de extradición. En esa audiencia, la juzgadora solicitó al comisionado nacional de los Derechos Humanos presentar un informe investigativo sobre denuncias de supuesta violación a derechos y garantías.

El vuelo que trasladó a Miguel Arnulfo y Luis Alonso aterrizó en Miami, de donde fueron enviados en otra aeronave a Virginia.

Miguel Arnulfo y Luis Alonso “van bien de salud, están tranquilos y preparados para ir a Estados Unidos a enfrentar la Justicia”, indicó el abogado defensor de los presuntos narcotraficantes, Omar Dubón.

Los hermanos Valle fueron capturados en octubre en el departamento occidental de Copán, limítrofe con Guatemala, y permanecían en una unidad militar cercana a Tegucigalpa. Un juzgado hondureño autorizó, el 20 de noviembre pasado, la extradición de los hermanos Valle, fallo ratificado hace una semana por la Corte Suprema de Justicia del país.

Antes de su extradición, las autoridades hondureñas congelaron este jueves, en San Pedro Sula, norte del país, propiedades de la organización Los Valle. Miguel Arnulfo y Luis Alonso, junto con un tercer hermano, José Inocente, y su esposa, Marlen Amaya, son reclamados por la Justicia estadounidense, que los acusa de distribuir decenas de miles de kilos de cocaína al mes en ese país del norte, así como de lavado de activos.

Tomado de Infobae

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *