Arley Úsuga Torres, primo del máximo jefe de la banda criminal del Clan Úsuga, intentó evitar su extradición por narcotráfico asegurando en la Corte Suprema no ser la persona que pedía la justicia de Estados Unidos.

Según consigna El Tiempo, el argumento con el que se pretendía salvar al narco, de acuerdo con el documento de la causa, fue planteado ante los magistrados de la Sala Penal por la abogada defensora.

Ella aseguró que el Úsuga detenido no era en realidad el que tenía pedido de extradición sino que se trataba de Juan Carlos Úsuga Torres. En principio, se creyó que se podría tratar de un error en la identificación del capturado, pero tras revisar los registros dactiloscópicos, la Corte Suprema estableció que el mismo Úsuga se había cambiado el nombre, por voluntad propia, meses antes de su captura.

Arley Úsuga fue detenido hace un año en Chigorodó (Urabá antioqueño) en medio de una ofensiva policial contra el clan que integraba.

El mismo periódico agrega que en el concepto de extradición, la Corte Suprema dijo que al hacer el cotejo dactilar entre la reseña tomada en la cárcel y la que había en la Registraduría Nacional, “efectivamente el aprehendido con fines de extradición no era Arley Úsuga Torres sino Juan Carlos Úsuga Torres” y que hasta ese punto la defensora del narco tenía la razón.

Pero los magistrados llaman luego la atención sobre la posterior información que les entregó la Registraduría y la explicación que dio sobre “por qué existían dos cédulas, aparentemente expedidas a distinta persona, bajo el mismo cupo numérico”.

“SE TRATA DE LA MISMA PERSONA Y NO DE DIVERSAS COMO LO PRETENDE LA DEFENSA”

El Tiempo informa que los magistrados pidieron a la Registraduría rastrear todos los documentos que había en la entidad sobre Úsuga Torres. Así establecieron que Arley Úsuga tramitó su cédula por primera vez el 24 de febrero del 2000 y que el 28 de agosto del 2005 solicitó un duplicado en la Registraduría de Yopal (Casanare).

Además, que el 6 de marzo pasado “efectuó una rectificación” en la Registraduría de Necoclí, en el Urabá antioqueño, para cambiar su nombre por el de Juan Carlos.

“Arley Úsuga Torres cambió voluntaria y legalmente su nombre por el de Juan Carlos Úsuga Torres, lo cual equivale a decir que se trata de la misma persona y no de diversas como lo pretende la defensa”, concluyó la Corte.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *