Tegucigalpa.- Resguardadas de militares amanecieron la mañana de este jueves las instalaciones de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Hondutel), con el objetivo de evitar el ingreso de los empleados que a partir de hoy serán despedidos de la institución.

El presidente del Sindicato de Trabajados de las Telecomunicaciones en Honduras (Sitratelh), Orlando Mejía, señaló que “estamos acá apoyando a los compañeros suspendidos porque consideramos que deben entrar a su trabajo, de lo contrario, si no entran ellos, no entra nadie a trabajar a las oficinas”.

“Esperamos que el día de hoy entre la gente porque la nota que se les dio en octubre para que se presentaron el día 5 de febrero a su trabajo y eso es lo que estamos y constatando ahora”, manifestó.

Hasta el momento no se sabe si las autoridades de ese ente estatal ha logrado establecer el dialogo con los representantes de los trabajadores para poder llegar a u mutuo acuerdo en cuanto al pago de presentaciones de los ex obreros de esa institución.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *