San Pedro Sula.- Por el incumplimiento en el pago de una droga habrían matado al colombiano Álvaro Andrés Bolívar Solarte y a su esposa Doris Benisel Barahona Vallecillo revelaron hoy las autoridades de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC).

De acuerdo a información en manos de la DNIC, un ajuste de cuentas de parte de miembros del crimen organizado, derivado del narcotráfico, es el móvil más fuerte que rodea el suceso.

Álvaro Andrés Bolívar Solarte fue privado de su libertad el 2 de marzo pasado cuando se encontraba junto a su esposa en su vivienda, ubicada en residencial Villas del Sol. Los hombres que se lo llevaron por la fuerza, y que vestían uniformes militares, sustrajeron de una caja fuerte propiedad del occiso unos mil dólares en efectivo.

Horas después llamaron a la esposa del colombiano, Doris Benisel Barahona Vallecillo, y le indicaron el lugar exacto donde se encontraba su cadáver: a orillas del segundo anillo, frente a la colonia Las Anonas.

La dama, por más de una semana, visitó Medicina Forense cumpliendo los requisitos exigidos por la ley para la entrega del cuerpo del extranjero. El viernes 13 de marzo, cuando arribaba al parqueo de la funeraria donde prepararían el cadáver de su pareja, fue sorprendida por sujetos que portaban pasamontañas y que quisieron llevársela por la fuerza.

La joven se opuso y sus agresores hasta desgarraron su blusa en el forcejeo por subirla a un vehículo. Como no lo lograron, le infirieron varios balazos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *