El Presidente Juan Orlando Hernández inauguró dos proyectos habitacionales “Vida Mejor” para beneficiar a 116 familias de escasos recursos económicos de los municipios de El Paraíso y de Marcovia, Choluteca.

En su recorrido, el Mandatario, quien fue acompañado por su Fue acompañado por su esposa y Primera Dama, Ana García, entregó las primeras 12 viviendas de la colonia “Villa Elvira Alvarado” (nombre en honor a su madre). En Marcovia, el proyecto se llama Lomas del Renacer.

“Estamos haciendo algo moral por el prójimo. Quiero pedirles a los beneficiarios que cuiden estas casas, así como el Eco-Fogón, el filtro de agua y los huertos familiares, pues la intención primordial es que mejore la calidad de vida de los hogares con menos recursos económicos”, dijo Hernández.

Luego anunció que su objetivo es entregar en 2015 dos mil viviendas, las que se sumarían a las 600 que ya han sido construidas a nivel nacional.

El Gobernante hondureño puso como ejemplo el caso de una de las madres beneficiarias, doña Marlene de Jesús González, de 48 años y con cinco hijos bajo su responsabilidad.

“Ella ha sufrido mucho, pues le toca vender verduras en las calles y con la colaboración de un hijo que recoge desechos materiales, medianamente podían mantener su hogar”, relató.

“Doña Marlene –le dijo a la beneficiaria-: hoy la vemos sonriente y alegre, esto es el ejemplo de lo que con justicia y responsabilidad social el Gobierno puede hacer mucho por los que menos tienen.

Por otra parte, el Mandatario señaló que el programa Banca Solidaria también llegará al departamento de El Paraíso con el fin de frenar el abuso de los “estafadores o coyotes” que cobran hasta un 20 por ciento al día por préstamo brindado.

Mientras que el Estado, con Banca Solidaria, les prestará a los medianos y pequeños emprendedores entre mil 500 hasta 20 mil lempiras mensuales a un 1 por ciento de interés diario –dijo.

Hernández también aprovechó su visita a ambas comunidades para exhortar nuevamente a la población para que se sume a la campaña para combatir la propagación del mosquito transmisor del dengue y el chikungunya.

“Tenía 17 años de andar buscando mi casita, pero con el apoyo del Presidente Hernández hoy puedo disfrutar de mi propia vivienda”, dijo emocionada en Marcovia doña María Isabel Castillo, de 42 años.

Agregó que gracias al subsidio del Gobierno de 60 mil lempiras, ahora cancela una cuota de 2 mil 156 lempiras mensuales por su casa que cuenta con todas las comodidades.

“Es una gran ayuda del programa Convivienda al aumentar de 41 mil 600 a 60 mil lempiras el subsidio, pues antes el pago de mi cuota por la casa era de 2 mil 376 lempiras y ahora pago 2 mil 154”, detalló.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *