Tegucigalpa._ En su segundo día de mandato como Presidente de Honduras, el abogado Juan Orlando Hernández firmó un Memorándum de Entendimiento que dio inicio a la denominada Alianza para el Corredor Seco (ACS), una iniciativa conformada por diversos donantes y por el Gobierno de Honduras para promover el desarrollo económico sostenible del Corredor Seco en Honduras.

Desde su creación y hasta la fecha, la Alianza para el Corredor Seco cuenta con diversos socios inversionistas; los que encabezados por el Gobierno de Honduras como inversionista mayoritario a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, trabajan arduamente para lograr dos grandes metas: rescatar 50 mil familias en extrema pobreza y reducir en un 20 por ciento la desnutrición de niños menores de cinco años.

Desde su inicio en 2014, la Alianza para el Corredor Seco contó con una programación de USD 65 Millones de dólares. A poco más de un año arduo de trabajo, el Presidente Hernández, ha movilizado a toda la cooperación internacional en Honduras, de tal forma que entre fondos nacionales y de cooperación se ha alcanzado expandir el programa hasta US$ 250 millones.

Dicho incremento de fondos se debe al liderazgo y compromiso del Presidente Hernández al haber asignado USD 40 millones del Fondo de Inversión para la Reactivación del Sector Agroalimentario.

“Me siento muy optimista ya que hemos demostrado que la pobreza se puede vencer y que sí, en efecto, los pobres puede salir adelante”, expresó el Presidente Hernández en su momento.

El mandatario agregó además que esta voluntad política plasmada en una fuerte inyección financiera de fondos nacionales, es acompañada de un mecanismo transparente y descentralizado de implementación que se ha traducido en la confianza y apoyo incondicional de la cooperación externa.

“De manera personal y en nombre de todos los hondureños, extiendo mi más sincera gratitud a los Gobiernos de los Estados Unidos y de Canadá, así como el Banco Mundial, al Banco Centroamericano de Integración Económica, Unión Europea, al Fondo Mundial para la Seguridad Alimentaria y la Agricultura y al Fondo de Población de las Naciones Unidas; ya que gracias a su confianza estamos logrando cambiar la vida de cientos de familias hondureñas con proyectos tangibles”, agregó el Presidente Hernández.

Y es que bajo su liderazgo y del apoyo de su Gabinete, se espera que más socios inversionistas se sumen a este gran esfuerzo, que hoy por hoy, es el Programa de Desarrollo Integral más grande del Gobierno de la República, en términos financieros.

“Desde que asumí mi compromiso para impulsar una vida mejor para Honduras, mi Gabinete y yo trabajamos arduamente para encontrar y ejecutar estrategias enfocadas en combatir la pobreza y la desnutrición en Honduras. Ese es uno de los grandes esfuerzos de la Administración que presido y todo empieza por el área geográfica del occidente y sur del país denominada el Corredor Seco”, amplió el gobernante de Honduras.

En el éxito de la estrategia del Corredor Seco cabe destacar, el ahínco del Ministro Sectorial de Desarrollo Económico, Alden Rivera Montes, quien a su vez coordina el Comité Técnico de la Alianza para el Corredor Seco. Y es que según el gobernante de Honduras, Rivera Montes ha sido una pieza clave en la consolidación del mecanismo de financiamiento y coordinación de todos los socios de dicha Alianza.

La iniciativa invierte los fondos recibidos de manera estratégica en programas como el mejoramiento del ingreso rural, a través del cual se pretende lograr una extensión agrícola, acceso a mercados, cosechas de agua e instalación de riego.

De igual manera, trabaja arduamente en el mejoramiento del estado nutricional, enfocado en proveer a las mujeres en estado de gestación, la información y condiciones necesarias para que sus hijos y familia presenten una mejor dieta y vivan en condiciones saludables. Este componente se coordina de cerca con el “Plan de todos para una Vida Mejor”.

Igualmente la Alianza para el Corredor Seco pretende cumplir con el mejoramiento de las vías de acceso que significa la construcción y acondicionamiento de 280 kilómetros de caminos secundarios y terciarios, mejorando así el acceso y conexión a mercados y servicios de salud.

Por otra parte, tienen especial importancia, dentro de dicha alianza los temas como la seguridad, orientado a los municipios más pobres de Honduras, así como la educación sexual y reproductiva que se propone reducir el embarazo en adolescentes en el área de influencia del Corredor seco.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *