Tegucigalpa.- Los representantes del partido Nacional de Honduras se negaron este lunes a darle declaraciones a la prensa, sobre las acusaciones que versan sobre ellos al asegurar que la campaña política del actual gobierno fue financiada con fondos robados al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), y se limitaron a emitir un comunicado de prensa.

Por su parte los miembros de los diversos partidos políticos de oposición exigen una respuesta clara ya que según documentos, el comité nacionalista recibió una gran cantidad de dinero.

Sin embargo, los parlamentarios de Libre, PINU y PAC, temen que todo quede en una denuncia pública ya que aseguran que el Ministerio Público (MP) y el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) conocía las personas involucradas en el millonario desfalco del IHSS pero que no actuó porque es un organismo que actúa bajo “conveniencia”.

En ese sentido el diputado de Libre, Jorge Cálix, dijo que si la denuncia es real el presidente Juan Orlando Hernández, debe renunciar porque su gobierno está bañado con la sangre de los pacientes que no pueden acceder a la salud debido a la escasez que hay en el IHSS.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *