Tegucigalpa.- Con más de tres décadas en el ejercicio de sus funciones, la Cámara de Comercio Hondureño Americana (AmCham), juega actualmente un rol indispensable en el crecimiento económico del país, mediante la creación de condiciones que garantizan un ambienteóptimo para el desarrollo justo del comercio.

La Presidenta de la Junta Directiva de la Amcham, Mey Hung, explicó que la ruta de trabajo es en base a la promoción de las relaciones de negocios y de inversión entre empresas de Estados Unidos y Honduras.

“A lo largo de diferentes etapas, hemos acompañado como sector privado, las iniciativas que el gobierno ha desarrollado para buscar este fin de impulsar un comercio justo y evitar barreras no arancelarias”, agregó la ejecutiva del rubro.

Actualmente la Cámara de Comercio Hondureño Americana reúne a un total de 261 organizaciones entre nacionales y extranjeras, mismas que se benefician con un sinnúmero de servicios industriales dentro y fuera de las fronteras patrias.

Impacto favorable

Desde su fundación en 1982, la Amcham ha liderado instrumentos productivos que conducen al bienestar nacional y que a su vez permiten escenarios competitivos en la comercialización interna y externa.

Uno de ellos es la aprobación y vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, acuerdo en el que hoy en día, es un actor fundamental a través de la ejecución de actividades que mejoran el respeto en la seguridad jurídica.

En este aspecto, “la agenda de la AmCham siempre se planifica y desarrolla en base a las prioridades que se tengan en ese momento en el país”, detalló Mey Hung.

Comercio ilícito

Como un objetivo primordial, la Amcham también protege el comercio legal y la propiedad intelectual, para evitar de esta forma, el ingreso indebido de mercaderías o productos al país.

“El comercio ilícito se debe combatir por todas las partes, trabajando con el mismo fin y apoyándonos tanto por los que elaboran las Leyes como quienes las que ejecutan”, recomendó la también gerente de Asuntos Corporativos de Walmart de México y Centroamérica, Mey Hung.

El compromiso que tenemos como sector privado en el caso específico del alcohol, es que tenga sus ingredientes y contenidos correctos, a fin de contrarrestar el contrabando y la evasión fiscal, pero más aún, de velar por la salud de quienes consumen dichas bebidas adulteradas, aseguró Hung.

Agregó que en ese sentido, “tenemos el valioso acompañamiento que se puede dar por parte de la Fiscalía y el Ministerio Público (MP), en que cuando se presentan denuncias de productos de contrabando se tomen las acciones debidas para evitarlas”.

Según estimaciones oficiales, el perjuicio fiscal por el contrabando de bebidas alcohólicas adulteradas supera los mil millones de lempiras al año, sin embargo, en este momento, a criterio de la AmCham, se le está ganando la batalla al comercio ilícito.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *