Tegucigalpa.- El presidente Juan Orlando Hernández oficializó hoy, en un foro internacional celebrado en la capital, el lanzamiento de la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2015-2020 para ampliar beneficios a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (MIPYME) y a los distintos sectores productivos del país.

La elaboración del proyecto fue posible por el esfuerzo del Gobierno, a través de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La ENIF se implementará en los próximos cinco años con el objetivo de apoyar a la economía informal, micros y pequeños comerciantes, emprendedores, agricultores, beneficiarios de bonos gubernamentales, asalariados y receptores de remesas.

Asimismo, tiene como componentes: compromisos del Gobierno, regulaciones, distribución de productos y servicios financieros, financiamiento y asistencia técnica.

El evento contó con la participación de la presidenta de la CNBS, Ethel Deras, y la representante del BID en el país, Mirna Liévano de Marqués, cooperativistas y miembros de la banca de toda la región centroamericana y del Caribe.

En su discurso, el mandatario resaltó que la ENIF es una hoja de ruta importante para Honduras y servirá para las buenas prácticas en el resto de la región, al tiempo que valoró que es una contribución enorme que alinea esfuerzos entre el Gobierno y los demás sectores productivos.

“Estamos incluyendo en este plan a los hondureños de la Honduras olvidada, pues el estar excluidos de esas bondades es estar condenado a seguir en el círculo de la pobreza”, subrayó.

Hernández enfatizó que es de vital importancia que la implementación de esta iniciativa se pueda traducir en resultados concretos para la productividad del país.

Agradeció al BID por acompañar este esfuerzo y recordó que desde el inicio su Gobierno elaboró el plan Crédito Solidario para prestarle a las MIPYME y emprendedores con un interés anual del 1 por ciento mensual.

Con Crédito Solidario se han favorecido con financiamiento para negocios a 20 mil personas, con una inversión de 90 millones de lempiras en préstamos, explicó.

“Hemos comprobado que a través de esos financiamientos la gente luchadora es la que más paga, hasta con préstamos de 20 mil lempiras, y se les ha quitado un enorme yugo o carga al pagar intereses diarios de hasta el 20 por ciento”, añadió.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *