enero 15, 2021

Tegucigalpa.- El uso de petardos y otros artefactos construidos a base de pólvora dejaron un saldo de 14 niños mutilados, quemados y un fallecido, así como 10 adultos también lesionados.

En el caso de los menores de edad, los daños por el uso de los derivados de la pólvora fue devastador, más de 5 niños perdieron al menos un dedo o parte de estos.

La irresponsabilidad de los padres de familia llegó al límite al dejar que sus hijos manipularan los letales morteros, dejando el mayor saldo de lesionados entre menores y adultos, es decir el 99%, sólo un niño se quemó por la explosión de un volcán.

Para el caso, este día se registró el último ingreso de un niño de 13 años, proveniente de la comunidad de La Sierra, en el Valle de Lepaguare, quien fue intervenido quirúrgicamente y perdió dos dedos de su mano derecha.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *