Tegucigalpa.- La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), llegó sorpresivamente este viernes a las instalaciones Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp).

Fusina y la Agencia Técnica de Investigación detuvieron a una exempleada del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados Públicos (Injupemp), por tener orden de captura pendiente por el delito de estafa.
La acusada, Sandra Maritza Rubio, exanalista de finanzas del Injupemp fue detenida en su vivienda ubicada en el sector El Barco del barrio Guadalupe de Tegucigalpa.

Desde horas tempranas las autoridades militarizaron las instalaciones del INJUPEMP en busca de dos trabajadoras de la institución, también acusadas de estafa.

Se trata de la señora Miriam Ninoska Raudales, analista de cuentas individuales y Gloria Cárcamo quien se desempeña como conserje del instituto de pensionados de los trabajadores públicos de Honduras.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *