Comayagua.- Iglesias, patronatos, empresa privada, fuerzas del orden, cuerpos de socorro y Gobierno se unieron en un solo bloque en Comayagua durante la Jornada Nacional de Destrucción de Criaderos de Zancudos que se llevó a cabo este sábado en todo país con el objetivo de prevenir la propagación del virus del zika

La actividad fue convocada por el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, luego de decretar emergencia sanitaria a consecuencia de esta enfermedad que se está propagando de forma acelerada por todo el continente americano atentando contra la salud de la población al estar relacionada con el incremento de casos de microcefalia y parálisis severas en las zonas con mayor incidencia de zika.

La Jornada contó con la participación activa de los diferentes sectores de la sociedad civil en todo el territorio nacional, quienes destruyeron los criaderos en sus casas y salieron a los alrededores de sus comunidades a fin de eliminar las larvas y recipientes o desechos que pueden acumular los huevos del aedes aegypti, que es el mosquito transmisor de esta enfermedad.

En Comayagua la población no se quedó atrás y se unió a la destrucción de criaderos con operativos de limpieza, abatización, fumigación y nebulización; asimismo, se distribuyeron hojas volantes con información útil para que la ciudadanía esté al tanto de las medidas preventivas.

La destrucción de criaderos comenzó en el barrio La Caridad, donde el pastor José Gonzáles aseguró que las acciones de prevención están en las manos de la población, por lo que hizo un llamado para que tomaran las medidas necesarias para prevenir esta enfermedad.

El jefe regional de Salud en Comayagua, Bredys Lara, detalló que la comunidad participó en la Jornada que se desarrolló con el fin de evitar la propagación del virus del zika, una enfermedad que atenta contra la salud de la población mundial.

Las secuelas que al parecer puede ocasionar esta enfermedad conllevan graves consecuencias en las familias afectadas al tener niños con microcefalia que no desarrollan su cerebro al 100 por ciento o con el síndrome de Guillain Barré, que produce una parálisis ascendente que puede llevar a que una persona tenga que estar conectada a un ventilador por el resto de su vida, informó Lara.

Por su parte la titular de Comunicaciones y Estrategia presidencial, Hilda Hernández, quien acompañó la Jornada en Comayagua, dijo que el objetivo es destruir todos los criaderos de zancudos, razón por la que las brigadas fueron casa por casa explicándole a la gente, haciéndoles conciencia y pidiéndole la autorización para ingresar a las viviendas para buscar y eliminar todo aquel objeto que puede ser un depósito de larvas.

Hernández destacó la importancia de contar con el acompañamiento de los líderes religiosos, autoridades locales y dirigentes juveniles para que sean un canal de comunicación de las acciones de prevención.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *