Tegucigalpa. El Tribunal Superior de Cuentas (TSC) notificó al Ministerio Público (MP) dos nuevos informes de auditoría que concluye en indicios de responsabilidad penal encontradas en la actual gestión de las municipalidades de San Sebastián y la Villa de San Antonio, de Comayagua.

Las dos auditorías financieras y de cumplimiento legal fueron practicadas por la Dirección de Municipalidades, del TSC, al período comprendido del 1 de enero al 31 de diciembre de 2014, que concluyen en hallazgo de irregularidades que a criterio del ente contralor del Estado ameritaría incoar acusaciones ante los tribunales de justicia.

Por tal razón, el TSC remitió ambos informes al MP, enunciando que los mismos contienen hechos con indicios que podrían ser considerados como responsabilidad penal y cuyas características deben ser evaluadas por la Fiscalía para proceder con las acciones legales pertinentes.

Así lo enuncia el TSC en oficios enviados al fiscal general de la República, Óscar Chinchilla. Ambos informes fueron enviados al MP por ser el ente facultado para ejercer la acción penal ante los tribunales de justicia.

Irregularidades

En las auditorías practicadas a las dos municipalidades se encontraron omisiones a la ley en la inversión de 15,294,125.91 lempiras en distintos proyectos.

El primer informe No 044-2015-DAM-CFTM-AM-B se desprende de la auditoría efectuada a la municipalidad de la Villa de San Antonio, Comayagua, que concluye en irregularidades en la inversión de 11,116,946.42 lempiras.

El TSC verificó que la municipalidad obvió un proceso de licitación fraccionando contratos para la ejecución de un proyecto de pavimentación en el casco urbano.

Este proyecto se realizó en 4 etapas en un mismo año, por un monto total de 5,625,324.55 lempiras, mediante cotizaciones no sujetándose a un proceso de licitación pública.

Asimismo, se ejecutó un proyecto de Construcción del Edificio Municipal, invirtiendo 2,999,545.48 lempiras, el cual se debió efectuar el proceso de licitación pública, sin embargo se efectuaron contratos para 5 contratistas, y compras de materiales y suministros sin cumplir con ningún proceso de contratación.

Tampoco se licitó un contrato para mejoramiento de carreteras, valorado en 1,373,051.64 lempiras.

Además, la administración municipal traslado para otros fines 994,024.75 lempiras, correspondiente a fondos de la Estrategia de Reducción de la Pobreza (ERP), sin contar con la aprobación de la corporación municipal.

Se detectó pago de mobiliario no entregado a centros educativos, irregularidades en pago de abogado y cobros de impuestos, compras realizadas a proveedores inexistentes como a empresas de funcionarios y familiares de la administración municipal y erogación de 125,000 lempiras para construir un kínder, obra que no se ejecutó, entre otras anomalías.

Otro informe

Por otro lado, el TSC emitió el Informe No. 012-2015-DAM-CFTM-AM-B sobre la auditoría efectuada a la municipalidad de San Sebastián, Comayagua.

La auditoría verificó que se incumplió la ley en la ejecución del Proyecto Construcción de la Plaza Central, el que contó con la inversión de 4,177,179.49 lempiras mediante licitación privada, en dos contratos, obviando la licitación pública.

La ley dispone que para montos iguales o superiores a 1.9 millones de lempiras debe cumplirse con el procedimiento de licitación pública.

A criterio del TSC en ambas auditorías se detectaron indicios de responsabilidad penal al violarse la Ley Orgánica de Presupuesto, Ley de Contratación del Estado y su Reglamento, el Código de Conducta Ética del Servidor Público, la Ley de Municipalidades y la Ley de Impuesto Sobre la Renta.

Los dos informes con indicios de responsabilidad penal, remitidos al MP, fueron subidos a la página web del TSC, donde se podrá obtener mayor información.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *