El analista Pablo Carías, señaló hoy que el Estado de Honduras ha llegado a una situación de indefensión, por lo que lamentablemente el país, se ve obligado a que sea la comunidad internacional la que venga a resolver los problemas.

Aseguró que los resultados que dejará la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH), no serán los esperados por el gobierno ni por la Sociedad Civil, “sobre todo aquel sector que estaba presionando para que no fuese esta institución la que viniera sino la que estuvo operando en Guatemala”.

Explicó que para que se puedan extraditar personas involucradas en actos de corrupción dependerá de la presión que se haga,

“hay muchos temas que en el pasado quizá no eran de la simpatía de muchos de nosotros, porque sentíamos que con esto perdíamos soberanía y perdíamos independencia, pero lo cierto es que el Estado de Honduras ha llegado una situación de indefensión y que lamentablemente nos vemos obligados a que sea la comunidad internacional la que nos venga a resolver problemas que deberíamos resolver nosotros y eso sin lugar a dudas sería un buen ejemplo y un elemento disuasivo para aquellos corruptos que usan mal los recursos del Estado” apuntó Carías.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *