Una serie de violaciones denunciaron ex empleados de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH).

Señalaron que entre los 1500 trabajadores despedidos se encuentran mujeres embarazadas y en lactancia, empleados que gozaban de incapacidad y vacaciones, ademas destacaron la perdida de la vida de un bebé, producto de la presión que provocó el desalojo de parte de la Policía Militar.

Anunciaron demandas a nivel nacional y a nivel internacional “porque lo que han echo con los trabajadores nosotros lo llevaremos a la instancia que sea necesaria también”, expresó uno de los perjudicados.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *